SÍGUENOS EN

EL CIBERSISTEMA FINANCIERO MUNDIAL EN JAQUE

http://www.libertaddigital.com/opinion/jose-antonio-rubio/el-cibersistema-financiero-mundial-en-jaque-79639/

El sistema financiero mundial no sólo está convulsionado por acontecimientos recientes como el Brexit, ya que otras circunstancias menos conocidas están minando la estabilidad y confianza de dicho sector. En concreto, los ataques informáticos que se están sucediendo de forma continua alrededor del mundo, produciendo fugas de información y robo de importantes cantidades económicas sin que los responsables sepan cómo solucionar esta situación. El mundo digital tiene incontables beneficios, pero también introduce riesgos globales que escapan del control de las autoridades y partes interesadas.

Recientemente SWIFT, el organismo que regula las comunicaciones interbancarias y financieras a nivel mundial, ha alertado con un comunicado oficial a todos los bancos sobre la urgencia de asegurar sus sistemas informáticos. Dicho comunicado trasladaba un nivel de preocupación no visto desde la creación del organismo en 1973, advirtiendo que aquellos bancos que no cuenten con las necesarias medidas de seguridad internas podrán ser expulsados de la red. No es para menos, ya que la falta de seguridad existente se ha traducido en incidentes como el robo de 81 millones de dólares al Banco Central de Bangladesh en el mes de febrero.

Este suceso no dejaría de ser preocupante pero anecdótico si no fuese porque en los últimos meses se han seguido produciendo grandes ciberataquescontra el sector financiero. De nuevo empleando de forma fraudulenta el sistema SWIFT un banco ucraniano, del cual no se ha revelado la identidad, sufrió un robo de 10 millones de dólares para seguir aumentando la lista de instituciones atacadas. Si damos un salto de más de 5.000 km entre las capitales de países donde se ha repetido este fenómeno, encontramos que en el mes de mayo Investbank, un banco de Emiratos Árabes, sufrió el robo de datos de decenas de miles de sus clientes. En concreto, 10 GB de información sensible donde se encuentran datos de tarjetas de crédito, extractos de cuentas, pasaportes o información de inversores.

Seguir leyendo en el siguiente enlace