SÍGUENOS EN

¿EXCOMULGADOS POR CRITICAR EL NACIONALISMO?

El Tribunal Eclesiástico de Barcelona estudia excomulgar a los autores de ‘Germinans’ por criticar el nacionalismo

Noticia publicada en Libertad Digital:

Un exmiembro de la instancia jurídica clerical anuncia que se ha emprendido el proceso de excomunión contra los responsables de Germinans Germinabit.

El rector de la parroquia de San Ignacio de Barcelona, Xavier Moretó, ha publicado una carta abierta a quienes elaboraran la revista digital Germinans Germinabit en la que les advierte de que “se ha iniciado un proceso de excomunión contra vosotros”.

Moretó, uno de los sacerdotes barceloneses más connotado por su activismo separatista, utiliza la web de su parroquia para lanzar un aviso que no tendría más trascendencia si no fuera porque fue miembro de la curia judicial del Tribunal Eclesiástico del Arzobispado de Barcelona y aún consta como notario de la delegación de matrimonios. Mosén Moretó se ha erigido en azote inquisidor de la citada publicación digital, caracterizada por su crítica del sesgo nacionalista de la Iglesia en Cataluña, la denuncia de los sermones políticos en algunas parroquias, la desertización de las iglesias y la publicación de los casos de corrupción de toda índole en el ámbito de competencias del Arzobispado de la capital catalana.

Precisamente Moretó fue protagonista de una noticia de Germinans Germinabit en la que se informaba de que el rector de San Ignacio había cedido su parroquia para un acto de propaganda de la Assemblea Nacional Catalana (ANC), de la que es firme partidario al punto de asegurar que jamás cedería el espacio para un acto contra la independencia. Ahora, en su última prédica en la web parroquial, Moretó avisa: “Me ha llegado la noticia de que han iniciado un proceso de excomunión contra vosotros”. Y añade: “No me extraña. De hecho, hace tiempo que no estáis en la comunión de la Iglesia; una crítica tan ácida, tan destructiva como la vuestra, que muestra un complejo de superioridad tan marcado, no puede encajar en el seno de la Iglesia”.

Moretó asegura que los sacerdotes que han aparecido en alguna información de Germinans pasan por “un auténtico calvario que seguro que afecta a su labor pastoral”. Y de ahí pasa a las amenazas de este tenor: “Yo os puedo asegurar que -de prosperar la excomunión- si vuelvo a ver a vuestro colaborador -o espía de mi parroquia, que sé perfectamente quién es-, lo echaré inmediatamente. Si no está en la comunión de la Iglesia, no lo quiero en mi parroquia, así de claro. Y a todos vosotros os podrán hacer lo mismo, incluidos los sacerdotes”.

Moretó ya se frota las manos y no disimula ni un ápice su inquina. En Germinans han replicado al mosén nacionalista con un texto firmado por El Directorio de Mayo Floreal –así se llama su consejo editorial– en el que recuerdan el caso de sor Lucía Caram y sus declaraciones en el sofá de Risto Mejide negando la virginidad de la Virgen y proclamando la suya y muestran su perplejidad ante la hipótesis de la excomunión: “Francamente que a algún jurista de la curia barcelonesa se le haya pasado por la cabeza iniciar un proceso de excomunión contra nosotros es de aurora boreal. Que se pretenda cercenar el derecho de nuestra libertad de expresión así como torpedear el éxito evidente de esta página de información eclesial provocaría un escándalo sin precedentes, no sólo en esta Iglesia diocesana sino en el conjunto de la Iglesia católica. Cuando acabamos de asistir a las declaraciones de una monja –mucho más mediática que nosotros– en las que se negaba la virginidad de María y ningún proceso canónico se ha iniciado, que viniesen a procesarnos, por decir las verdades del barquero eclesiales, provocaría un alboroto nada aconsejable. Porque ahí está el problema: no nos han pillado en ninguna falsedad. Nos discuten el estilo. ¿Y por un problema de estilo nos quieren excomulgar?”.