SÍGUENOS EN

LA EFEMÉRIDE: 11 DE SEPTIEMBRE DE 1714

La fecha de hoy es significativa. Vale que en 1557 naciera José de Calasanz, luego pedagogo y santo. O que en 1766, los indígenas americanos bajo la Corona española fueran habilitados a formar parte con idénticos derechos que los españoles peninsulares y los criollos como cargos civiles y como miembros de las órdenes religiosas merced a una instrucción de Carlos III. Cierto es que en 1904 se disfrutó del primer domingo de descanso laboral en España gracias a una Ley ad hoc. Vaya que en esta misma efemérides en 2001 se desatara el infierno islámico sobre las Torres Gemelas en Nueva York, dando comienzo a un período de inestabilidad que se mantiene y seguirá durante muchos años

Todo ello es cierto. Pero en nuestros días, el ruido que hacen unas gentes menores financiadas con largueza por sucesivos gobiernos colaboracionistas españoles ha logrado que la conmemoración de la derrota de las tropas austracistas a manos de las borbónicas, dando así fin a la Guerra de Sucesión española con la rendición de Barcelona, sea monotema en los medios, en muchos casos de manera tergiversada y falaz.

En aquel tiempo, dos alianzas internacionales peleaban por la corona española (vid. Carta de los Martes 20 de febrero de 2018) vacante por haber fallecido Carlos II sin descendencia. Austria, Inglaterra, Países Bajos y Dinamarca se enfrentaron a Francia y España por un trono de gran importancia. Barcelona (no Cataluña) tomó partido por los Austrias. Y perdió. Y eso es todo.

Nada de Cataluña peleando por su independencia de España. Nada de Barcelona peleando bajo la señera. Nada de combatir por la libertad de Cataluña, sino por la de España entera. Nada de represalias contra el cabecilla de la lucha, el Conseller Rafael de Casanova, un patriota español. Una mera Guerra de Sucesión. Fin de los Austrias, principio de los Borbones. Ganó Felipe V. Y derogó los fueros de la Corona de Aragón. Vae victis!

Todo lo que no sea esto, contado con otros adjetivos, valoraciones y esdrújulas, es manipulación catalanista y como tal debe ser denunciada.