SÍGUENOS EN

LA EFEMÉRIDE

16 DE OCTUBRE DE 1944

El 16 de octubre de 1944 (es decir, cinco años y medio después del final de la Guerra Civil y cuando la II Guerra Mundial en el teatro europeo parecía decantada a favor de los aliados), el Partido Comunista de España (PCE) lanzó un ataque contra España desde Francia. La entrada de excombatientes comunistas de la Guerra Civil y de guerrilleros de la Résistance comenzó a primeros de octubre, pero al no fructificar, volvieron a sus bases galas.

En la segunda intentona entraron por Benasque, el Port Vell y el Valle del Gállego, arrasando los puestos de la Guardia Civil que hallaron a su paso. Convencidos de que se harían con el Valle de Arán sin más que llegar a él, no previeron que el Ejército reaccionaría con rapidez, como de hecho ocurrió. El ataque fue detenido en seco. Siete días de espera y cientos de muertos después, el Secretario General del PCE, Santiago Carrillo, decidió la retirada. Y así acabó esta criminal intentona de hacerse con el poder por la fuerza de las armas.

Como en Asturias en 1934 defendiendo el orden republicano, el mismo General (les dejo en la zozobra: ¿quién pudo ser?) los venció en 1944, y los comunistas (el PSOE estaba inmerso en las largas vacaciones de 40 años que mencionaba Ramón Tamames tras el Congreso de Suresnes que celebró el PSOE en 1974) hubieron de esperar a su muerte para volver a España bajo el señuelo de la reconciliación.

El error estratégico fundamental del PCE fue creer que la población española acogería a los comunistas como salvadores y se incorporaría a la guerrilla. Nada de eso ocurrió. Se equivocaron.