SÍGUENOS EN

LA EFEMÉRIDE: 20 DE MARZO DE 842

El 20 de marzo de 842 murió Alfonso II Magno, rey de Asturias. Vivió 82 años, lo que es un logro en cualquier momento, pero más aún en aquella época. Y ese largo período vital le permitió pasar a la Historia como el primer Rey que planteó la recuperación de la España visigoda frente a la agresión mahometana. Antes de él, se trataba de defenderse de los atacantes africanos; tras él, sus conquistas y sus victorias, la Reconquista fue el objetivo. Estableció la capitalidad en Oviedo, que llenó de iglesias, Catedral, palacio, cementerio, acueducto, muralla… . Fue un rey organizador y previsor. Extendió su reino desde Galicia hasta los Pirineos Occidentales, en Guipúzcoa. Estableció la frontera de Castilla. Creó una buffer zone en León.

Político, soldado, constructor, poblador, monarca, peregrino (a Compostela, pues durante su reinado se halló la tumba de Santiago en Campus Stellae). Alfonso II lo tuvo todo, menos descendencia, pues contrajo matrimonio con Berta, pero no tuvo linaje. Quizá por ello algunos se empeñan en llamarlo Alfonso II El Casto.  En fin, lo importante es que, como dicen los modelnos, hay un antes y un después desde que Alfonso II el Magno jugara su papel como Rey. Él dio continuidad al orden gótico, al Cristianismo vencedor, a la derrota del emir cordobés. Llegó a saquear Lisboa y Sevilla. Y murió en paz consigo y con su destino.