SÍGUENOS EN

LA EFEMÉRIDE: 5 DE MARZO DE 1933

Corría el año del Señor de 1933, cuando en el quinto día de marzo se fundó la CEDA o Coalición Española de Derechas Autónomas, que fue una alianza de partidos de esa adscripción ideológica. Auspiciada e inspirada por Ángel Herrera Oria y por José María Gil Robles, con base mediática en El Debate, la CEDA agrupó a los partidos básicamente conservadores, de derechas y católicos, que estaban profundamente desorganizados. Presentada a las elecciones de abril de 1931, las ganó. Pero los perdedores, liderados por el PSOE e Izquierda Republicana, presionaron al presidente de la República (otro valiente, Niceto Alcalá-Zamora) amenazando con algaradas y consiguieron que la CEDA fuera la mayoría, sí, pero en las Cortes. Y quedó fuera del Gobierno. Cuando finalmente dos de sus miembros accedieron a él en 1934, la izquierda desencadenó la Guerra Civil, que sólo alcanzó cierto predicamento en Asturias. Ellos son así.

En 1936 volvieron a ganar los candidatos de la CEDA, pero entonces llegó el fraude de las izquierdas y el achantamiento (acepción nº 3 de l: RAE. de achantar, que coloquialmente significa Callarse resignadamente o por cobardía) de la derecha (estoy seguro de que les suena esta historia de arrugarse una y otra vez), lo que a su vez desencadenó la descomposición de la República, los crímenes de las facciones de izquierdas y la reacción final que encendió la Guerra Civil por segunda vez. Largo Caballero (PSOE) la buscaba explícitamente, asegurando que la ganarían. La perdieron. Y aquí están ahora, intentando ganarla en la ficción.