SÍGUENOS EN

LA EFEMÉRIDE

11 DE DICIEMBRE DE 1813

El 11 de diciembre de 1813, Napoleón Bonaparte ofreció a Fernando VII firmar la Paz de Valenҫay. Para el corso, era el reconocimiento paladino de su derrota en España, aunque lo presentara como un acuerdo bilateral mutuamente beneficioso. Con ese finaldes honroso, el dominio de los ejércitos napoleónicos sobre las ciudades españolas duró tan sólo 5 años.

A finales de 1813, Napoleón se encontraba en graves dificultades. Sus ejércitos habían sufrido fuertes derrotas en Rusia, en España y en Leipzig. (Ver Carta de los Martes del 30 de octubre de 2018). Las tropas deWellington se encontraban junto a la frontera sur de Francia, que más tarde rebasaron. En esas circunstancias, Napoleón quería cerrar la guerra en España para evitar una invasión más profunda en territorio francés y de paso liberar recursos en los frentes de Centroeuropa.

Mediante el acuerdo propuesto, Napoleón aceptaba, en lo esencial, suspender los combates y permitir la vuelta de Fernando VII al trono de España. Se trataba de volver al statu quo ante previo a mayo de 1808 y el Tratado de Fontainebleau (1807), de infausto recuerdo.​

El acuerdo fue ratificado un mes más tarde por París, pero la Regencia y las Cortes españolas no lo hicieron nunca, por lo que quedó sin efecto. A la vista de estas circunstancias, perdida la guerra en España, a Napoleón no le quedó otra que permitir que Fernando VII retornara a España en marzo de 1814.

Al cabo, la traición, la sangre, la muerte y el pillaje franceses quedaron en vano. En España y por doquier. En ellos es una costumbre inveterada desde al menos 1789. Y ya ha llovido.