SÍGUENOS EN

¿UN CISMA EN LA IGLESIA CATÓLICA?

Recientemente Fr. Dwight Longenecker ha escrito en su blog personal un artículo que me ha parecido muy interesante porque trata de forma prudente pero a la vez valiente, un tema que aunque es evidente muchas veces evitamos tocar. Al final del artículo comparto, para quienes no le conocen, una breve biografía de este sacerdote católico converso desde el anglicanismo.

¿Cisma? ¿Qué cisma?

Los titulares de la semana pasada en los noticieros comentaban que un grupo de cardenales cree que el Papa Francisco debe renunciar para evitar un cisma catastrófico en la Iglesia Católica.

Es un hecho que la Iglesia Católica en la actualidad ya está en el cisma, pero es un cisma interno, oculto para la mayoría de las personas.

La división es muy clara y sin embargo prácticamente tácita. Nadie se atreve a hablar de ello. La división existe entre cardenales, entre obispos y arzobispos, entre teólogos y entre párrocos. Existe también entre liturgistas y catequistas, trabajadores de iglesias, músicos, maestros, periodistas y escritores.

No es realmente una división entre conservadores y liberales, entre tradicionalistas y progresistas.

Es una división entre quienes creen que Jesucristo es el Hijo de Dios, nacido de la Virgen, y que como la segunda persona de la Trinidad Santa e indivisa estableció su iglesia en la tierra sobrenaturalmente llena del Espíritu Santo que permanecería firme hasta el fin de los tiempos, y los que creen lo contrario.

Los que creen lo contrario son los modernistas. Ellos son los que piensan que la iglesia es una institución de construcción humana. Un accidente histórico que ocurrió hace dos mil años y que tuvo éxito por algunos giros del destino y algunas circunstancias felices. Desde esa perspectiva la iglesia “puede” y “debe” adaptarse y cambiar para cada edad y cultura en la que se encuentra.

Esta es la gran división. Este es el cisma que ya existe.

Pero ¿es la iglesia una institución divinamente designada y establecida para la salvación eterna de las almas o es una construcción social en donde las personas sinceras se han juntado para hacer del mundo un lugar mejor?

Esta es la división que existe dentro de la iglesia hoy y cada conflicto que ocurre -desde la música, la arquitectura, el arte, la educación católica, la liturgia, la literatura, las devociones a las disciplinas y las doctrinas- todo vuelve sobre esta división básica.

Por supuesto yo estoy de acuerdo con los primeros: en que la iglesia fue establecida por el Hijo de Dios, nuestro Señor Jesucristo para la derrota de Satanás, la salvación de las almas y la redención del mundo a través de las gracias sobrenaturales potenciadas por la muerte sacrificial de Jesucristo en la cruz.

Todo lo demás, desde salvar el medio ambiente hasta alimentar a los hambrientos, desde la igualdad de derechos de los trabajadores hasta la apertura de un comedor de beneficencia, desde la educación de los jóvenes hacia el logro de la paz y la justicia, todo eso es secundario y depende de esta primera y eterna prioridad.

El cisma ya existe.

Todo lo que se requiere es que cada católico decida en qué lado está.

¿Quién es Fr. Dwight Longenecker?

Según el propio Fray Dwight Longenecker cuenta, es un americano que ha pasado la mayor parte de su vida viviendo y trabajando en Inglaterra. Fue educado en un hogar protestante evangélico en Pensilvania, y luego de graduarse de la Universidad fundamentalista Bob Jones estudió teología en la Universidad de Oxford. Finalmente fue ordenado sacerdote anglicano y trabajó como presbítero capellán de la escuela en Cambridge y fue párroco en la Isla de Wight.

Sin embargo, posteriormente se dio cuenta de que él y la Iglesia Anglicana estaban en caminos divergentes, y en 1995 Dwight y su familia fueron recibidos en la Iglesia Católica. Quienes entiendan inglés y quieran conocer más de su historia de conversión pueden leerla de su propio blog.

El padre Dwight pasó los siguientes diez años trabajando como escritor independiente, contribuyendo con más de veinticinco revistas, periódicos en Gran Bretaña, Irlanda y Estados Unidos.

Su primer libro ha sido el más vendido relacionado a historias de conversión en inglés llamado «The Path to Rome – Modern Journeys to the Catholic Faith». Posteriormente escribió con éxito más libros relacionados a la apologética apreciados por presentar un enfoque amigable y no conflictivo, como por ejemplo «Mary-A Catholic Evangelical Debate» que contiene un debate con su amigo de la Universidad Bob Jones, David Gustafson, un evangélico episcopaliano.

El Padre Dwight también ha contribuido con un capítulo del tercer volumen de la exitosa serie de libros «Surprised by Truth» del reconocido apologista Patrick Madrid.

En diciembre de 2006 fue ordenado sacerdote católico bajo la provisión pastoral especial para el ex clero anglicano casado. Actualmente es párroco de la parroquia de Nuestra Señora del Rosario en Greenville.