LA CARTA DE LOS MARTES – 14 DE MAYO DE 2019

Queridos amigos:

El 14 de mayo de 1761, el rey Carlos III aprobó sendas ordenanzas sobre aspectos relativos a la modernización de Madrid. Adoquinado y limpieza fueron el objetivo fundamental. Por esas medidas y otras similares se conoce a Carlos III como “el mejor alcalde de Madrid”.

Nacido y muerto en esta ciudad, (20 de enero de 1716 – 14 de diciembre de 1788), fue duque de Parma y Plasencia entre 1731 y 1735, rey de Nápoles y de Sicilia e 1734 a 1759 y rey de España desde 1759 hasta su muerte en 1788. Llegó a la ciudad que le vio nacer con un bagaje notable y se aplicó a reformar la ciudad a fondo.

Madrid era, al decir de Fernán Núñez, “una pocilga”. El rey Carlos III, que ya se había desempeñado en Nápoles, erigió hospitales públicos (como el de San Carlos), estructuras de alumbrado, un sistema de recogida de basuras y una red de alcantarillado subterránea. Como colofón, desarrolló planes urbanísticos, construyó el Jardín Botánico y dispuso la construcción de monumentos como el edificio del Museo del Prado, el Palacio del Buen Retiro, las fuentes de Cibeles y la de Neptuno, así como la Puerta de Alcalá. Como saben los madrileños (que son todos quienes viven en Madrid), estos avances son hitos de la arquitectura y el urbanismo de la ciudad.

El Rey dispuso y su delegado, Leopoldo de Gregorio, marqués de Esquilache (castellanización del italiano Squillace), ejecutó. Ello le costó abandonar España, debido a un motín que fue el resultado del rechazo de nobles y gente del común ante tanto cambio, incluido el que transformaba el sombrero de ala ancha por el de tres picos. Quizá ampliemos este asunto en un futuro, dado su interés. En abril de 1766 partió de Cartagena con rumbo Nápoles.

***

El pasado día 8 de mayo presentamos en la Fundación Rafael del Pino el Cuaderno nº 6 de nuestra Colección. Lo presentaron su autor, José Ignacio del Castillo, y la directora de Comunicación de Hazte Oír, Teresa García-Noblejas.  La muy nutrida asistencia pudo disfrutar de la presentación y del debate subsiguiente. Finalmente, todos los asistentes recibieron un ejemplar del Cuaderno, cuya repercusión apenas ha comenzado y ya resuena.

***

El pasado lunes 13 de mayo disfrutamos de un gran lleno en la presentación de La Tradición de la Libertad, nuevo libro de Dalmacio Negro en la colección del Centro Diego de Covarrubias. Fue un auténtico lujo contar con tantos asistentes para un acto de tan alto nivel. El libro está ya a la venta en Unión Editorial.

***

El próximo 16 de mayo, León Gómez Rivas presentará su libro “Campeones de la libertad”. Lo hará en el contexto de “Liberacción”, la Feria del Libro Liberal. Se celebra en el campus de UFM Madrid (Calle Arturo Soria, 245). Su intervención arranca a las 16:30. El miércoles enviaremos un correo con más detalles de este y otros actos de presentación del libro.

***

El tema central de esta carta es la II República española, de la que hace exactamente un mes se conmemoraba el octogésimo octavo aniversario. Quiero hacer alguna referencia, pero la génesis, instauración, devenir y final de la II República no pueden ser aseadamente despachadas en una carta de tres páginas. Afortunadamente, otras efemérides nos permiten ir dando pinceladas que compongan una imagen aproximada del fenómeno social, político e institucional que supuso la II República española.

Dando vueltas al enfoque que podía dar al hito histórico, he pensado en proporcionar al lector información que difícilmente hallará. Procede de un correo electrónico que un buen amigo me hizo llegar hace no mucho tiempo. Y he decidido transcribirlo con leves retoques. Es largo.

“Si sabes qué pasó en Auschwitz pero desconoces Albatera, en Alicante; si has oído hablar de  Mauthausen pero nadie te ha hablado de Hospitalet de l’Infant (Tarragona); si alguien te contó que Dachau estaba  a 13 km. al noroeste de Munich pero nadie te contó que existió uno igual en Alcalá de Henares (Madrid); si viste en películas que existió Sachsenhausen pero nadie te contó que existía Concabella (Barcelona); si viste películas del bosque de Katyn pero no sabes qué ocurrió en Paracuellos del Jarama; si has oído hablar de Adolf Eichmann pero ignoras qué son los ‘trenes de la muerte’ de Jaén.

Si has oído hablar de Las leyes de Nüremberg pero no de la Ley de Vagos y Maleantes, ni de La Ley de Confesiones y Congregaciones Religiosas que desató la persecución a los católicos españoles y el asesinato de más de 20.000 y un total de más de 7.000 religiosos, doce obispos y un cardenal.

Si has oído hablar de la Noche de los cristales rotos pero nadie te ha contado la quema de la  Casa Profesa de los jesuitas. Si has oído hablar del  Gueto de Varsovia, del de Budapest o el de Cracovia pero desconoces qué ocurrió en Chorin (Oviedo), Barbastro o Alcañiz. Si sabes quién era Ana Frank, pero no sabes quién fue Florentino Asensio Barroso.

Si ignoras qué eran las ‘”sacas” del terror rojo, o desconocías cómo la izquierda española y Esquerra Republicana de Catalunya usaron campos de concentración y si no sabes quiénes eran Alexanr Mijáilovich Orlov, Vasili Nikitich Mitrokhin o Stanislav Vaupshasov,  ni que disponían de su propio horno crematorio para deshacerse de los cadáveres de sus víctimas, hornos crematorios que eran usados  contra miles de españoles, ni que los trabajos eran supervisados por un salmantino nacido en 1910, miembro del Partido Comunista de España, llamado José Castelo Pacheco.

Si te contaron la quema de libros perpetrada por los nazis en su «Acción contra el Espíritu antialemán», en la que los partidarios de Adolf Hitler destruyeron miles de obras de autores el 10 de mayo de 1933, pero no te contaron la quema de bibliotecas como la de la calle de la Flor, una de las más importantes de España, con 80.000 volúmenes, o la del Instituto Católico de Artes e Industrias, con 20.000 volúmenes y obras únicas en España, más el irrecuperable archivo del paleógrafo García Villada, producto de una vida de investigación.

Si te contaron que la llamada Noche de los cristales rotos subrayó el camino de los nazis al poder, en la que  ardieron 400 sinagogas, 7.500 negocios resultaron saqueados, 100 personas fueron asesinadas y otras 30.000 confinadas en campos nazis pero nunca te hablaron de Colegio de Nuestra Señora de las Maravillas, de los Hermanos de las Escuelas Cristianas (La Salle), en la calle Bravo Murillo, del Colegio de los Jesuitas en Areneros (ahora c/ de Alberto Aguilera), de la Iglesia de Santa Teresa (incendiada el  11 de mayo 1931), de la Iglesia de San Francisco de Borja (c/ la Flor), incendiada ese mismo día, de la del Instituto Católico de Artes e Industrias y de más de 4.000 edificios religiosos y civiles en todo el territorio nacional que corrieron análoga suerte.

Si te contaron o viste en el cine la matanza judía de Jedwabne  (Polonia) pero nunca te contaron en encierro de católicos y la quema de la iglesia con ellos dentro en los Santos de Maimona (Badajoz), el 19 de Julio de 1936.

Si te contaron cómo los nazis gustaban del lujo, pero no te contaron que el último ocupante del Palacio Real en Madrid fue Manuel Azaña, un presidente republicano, con un séquito mayor que el de un rey, entonces es que no te han contado toda la verdad.

Si te contaron que algunos alemanes justos como Claus Schenk von Stauffenberg, para ejecutar del Plan Valquiria, intentó acabar con Hitler, pero no te contaron que milicianos asaltaban cuarteles de la Guardia civil y despellejaban y violaban a sus mujeres como ocurrió el 20 de diciembre de 1931 en Castilblanco (Badajoz) o cómo al Coronel Lacasa, en el Convento de los Padres carmelitas de Barcelona, le cortaron la cabeza  amparados por la Guardia de Asalto, o  cómo el General López Ochoa fue degollado por milicianos en su cama del hospital militar Gómez Ulla, tras de lo cual le cortaron la cabeza y la pasearon pinchada en una pica por Carabanchel.

Si sabes que la Alemania nazi dotó a su partido nacional socialista con fuerzas de choque, las SA y las SS, pero no sabes que la Republica se rodeó de una Guardia Especial llamada Guardia de Asalto, que fue la que asesinó a Calvo Sotelo y tiroteó a los asistentes a su entierro, y que no asesinó a Gil Robles porque, advertido, había huido de Madrid después de que el 15 de abril José Díaz Ramos, Secretario General del PCE, contestara a una intervención de José María Gil Robles, líder de la CEDA, que “no puedo asegurar cómo va a morir el señor Gil Robles, pero sí puedo afirmar que si se cumple la justicia del pueblo morirá con los zapatos puestos”.

Si te han contado que Franco se alzó en armas el 18 de Julio de 1.936, pero nadie te ha contado que el socialista Largo Caballero hizo las siguientes declaraciones en Alicante, en enero de 1936: «Quiero decirles a las derechas que, si triunfan, tendremos que ir a la guerra civil declarada. Que no digan que nosotros decimos las cosas por decirlas, que nosotros lo realizamos»; en Linares, el 20 de enero de 1936: «La democracia es incompatible con el socialismo»; en el cinema Europa de Madrid, el 10 de febrero del 36: «La transformación total del país no se puede hacer echando papeletas en las urnas… . Y que la aviación de la República bombardeó Larache y Melilla el día 17 de julio de 1936, matando a más de 54 civiles. Y que el mismo día 17 se ordenó el asesinato de Franco a través de su primo Ricardo de la Puente Bahamonde, que pudo ser detenido por el militar Sáenz de Buruaga, es que no te han contado la verdad.

Si has visto como una forma de justicia universal los juicios de Nüremberg contra los que provocaron la masacre de la II Guerra Mundial, pero te dicen que la Causa General es un proceso ilícito y represor, es que te están engañando y manipulando.

Si sabes que el PSOE quiere sacar a Franco del Valle de los Caídos por ser un dictador, pero nadie te ha contado cómo este partido se negó a apoyar la Resolución 1481 del Consejo de Europa con el título «Necesidad de una condena internacional de los crímenes de los regímenes totalitarios comunistas“, presentando enmiendas para eliminar todas las referencias a los dictadores «comunistas», es que nadie te avisa de la doble vara de medir.

Si no te han contado esto, entonces quienes te han ocultado la Historia que ahora pretenden blanquear te deben una explicación.

La memoria de un pueblo y de una nación es su propia dignidad presente y futura. No permitas que la Izquierda te manipule, ni que borre de la memoria colectiva los orígenes de la guerra, para evitar que volvamos a caer en los mismos errores”.

Error es también creer que el llamado cambio climático constituye un problema potencial para alguien. Lo que no es un error es el planteamiento subyacente a la ideíca, que es deliberado y persigue el objetivo habitual: romper las bases de la economía de mercado tras haber socavado las culturales.

¿Les parece que veamos ahora un verdadero peligro, no ya para nadie sino para todos? Hablemos un poco del bólido de Cheliábinsk.

A las 9:20 (hora local) del 15 de febrero de 2013, un meteorito de unos 17 metros de diámetro y 10.000 Tm. sobrevoló a 65.000 kilómetros por hora el cielo de Cheliábinsk (Sur de los Urales), desintegrándose ente 15 y 5 Km. de altura. Liberó 500 kilotones, 30 veces más que la bomba nuclear de Hiroshima. La onda expansiva subsiguiente a la explosión consecuencia de la rotura de la barrera del sonido destrozó cristaleras y tabiques de muchos edificios en Cheliábinsk y su región administrativa.

¿Por qué este tipo de eventos, como el Carrington que mencionamos en su día, es un peligro? Por lo común, estos asteroides se desintegran a entre 30 y 50 Km. de altura, pasando desapercibidos. Caen varios de ellos al año. Son intrazables hoy día por su escasa dimensión. Hace 110 años otro bólido detonó sobre Tunguska y dejó una huella indeleble

El peligro estriba en que uno de ellos, por su trayectoria o por su masa, explote a baja altura o impacte sobre la superficie terrestre. Las agencias espaciales hacen un cuidadoso seguimiento de los asteroides singulares cuya existencia y desplazamiento se conoce y no presentan mayor problema hasta ahora, por lo que se mantiene la guardia alta.

La frase de hoy me llega a través de un buen amigo a quien aprovecho esta oportunidad para dar las gracias. Es en realidad un decálogo. Pertenece a William John Henry Boetcker (1873 – 1962), líder religioso estadounidense y extraordinario orador nacido en Hamburgo, Alemania).

El Reverendo Boetcker es autor de un breve titulado “Los diez Cannots” en el que hace hincapié en la libertad y la responsabilidad del ser humano sobre sí mismo. Fue publicado en 1916. Se lo suele atribuir equivocadamente a Abraham Lincoln. Esta es la versión más conocida:

  1. Usted no puede crear prosperidad desalentando el ahorro.
  2. Usted no puede fortalecer al débil debilitando al fuerte.
  3. Usted no puede ayudar a los pequeños aplastando a los grandes.
  4. Usted no puede ayudar al pobre destruyendo al rico.
  5. Usted no puede elevar al asalariado presionando a quien paga el salario.
  6. Usted no puede resolver sus problemas mientras gaste más de lo que gana.
  7. Usted no puede promover la fraternidad de la humanidad incitando el odio de clases.
  8. Usted no puede garantizar una adecuada seguridad con dinero prestado.
  9. Usted no puede formar el carácter y el valor de un hombre quitándole su independencia, libertad e iniciativa.
  10. Usted no puede ayudar a los hombres permanentemente realizando por ellos lo que éstos pueden y deben hacer por sí mismos.

Han pasado algo más de 100 años.

Un abrazo

José-Ramón Ferrandis Muñoz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *