LA CARTA DE LOS MARTES – 25 DE JUNIO DE 2019

LA CARTA DE LOS MARTES – 25 DE JUNIO DE 2019

El Compromiso de Caspe debe ser considerado como un paso esencial hacia la constitución de la Monarquía Hispánica. Supuso un precedente esencial para las decisiones que adoptó  posteriormente Fernando El Católico.

Queridos amigos:

El 25 de junio de 1412 tuvo lugar el Compromiso de Caspe. En esa población de Zaragoza, los compromisarios de las Cortes de Aragón (Reino de Aragón, Reino de Valencia y Principado de Cataluña) eligieron Rey a Fernando de Antequera. Dicho así, parece sencillo. No lo fue en absoluto.

Martín I de Aragón había muerto sin descendencia el 31 de mayo de 1410. Sus intentos de nombrar sucesor a Jaime II de Urgel, considerado como la cabeza de la nobleza catalana, no prosperaron. Es cierto que lo ascendió a Lugarteniente de Aragón en 1408 y a Gobernador General de la Corona en 1409, pero este último nombramiento fue rechazado por la Diputación de la Generalidad aragonesa y por el arzobispo de Zaragoza, García Fernández de Heredia. Dado que el cargo de Gobernador General lo ocupaba habitualmente el heredero de la Corona, previa convocatoria de Cortes, se entendía que ese nombramiento y virtual reconocimiento de heredero a la corona operaba contra los Fueros de Aragón.

A partir de ese momento se puso en marcha el entramado institucional de funcionamiento de los poderes políticos de la Corona, que desembocaron en la Concordia de Alcañiz y acto seguido en el Compromiso de Caspe. Cinco (dícese en ocasiones que fueron seis, pero Alfonso de Aragón murió y fue sustituido, luego nunca fueron más de cinco) eran los pretendientes a suceder a Martín I, todos ellos pertenecientes a la Casa Real de Aragón, por lo que ninguno rompía el linaje dinástico:

  • Fadrique de Luna, conde de Luna, que era hijo bastardo de Martín el Joven y se hallaba legitimado por Benedicto XIII, el Papa Luna.
  • Jaime II de Urgel, conde de Urgel, bisnieto de Alfonso IV de Aragón, era sobrino del difunto rey Martín.
  • Alfonso de Aragón el Viejo, ya anciano, conde de Denia y Ribagorza, marqués de Villena y duque de Gandía, era nieto de Jaime II de Aragón. Como murió poco antes de la reunión de Caspe, fue sustituido por su hermano Juan de Prades, conde de Prades.
  • Luis de Anjou, duque de Calabria, sobrino-nieto de Martín el Humano, contendiente por los derechos de su madre Violante, hija del rey Juan I de Aragón, que era hermano mayor del fallecido rey Martín I.
  • Fernando de Trastámara, es decir, Fernando de Antequera, infante de Castilla. Era sobrino del Martín el Humano y nieto de Pedro IV de Aragón. Su madre,Leonor de Aragón, difunta regente de Castilla, fue hermana menor del fallecido rey Martín I.

Habiéndose decidido que el sucesor de Martín I sería designado por un Parlamento General de la Corona, se constituyeron previamente diversos parlamentos por los tres Reinos de la Corona. El proceso se inició en 1410 y experimentó todo tipo de avatares: ataques militares de partidarios de algún candidato, entrada en liza de la iglesia (con dos Papas y un Santo, San Vicente Ferrer), el asesinato del Arzobispo de Zaragoza, un clima de inminente guerra civil y finalmente la clausura de los tres Parlamentos. Los intentos de reabrirlos fueron vanos y tampoco se logró reunir uno general de la Corona de Aragón.

La situación estaba tan enrarecida que intervino la Iglesia. En 1411 había dos papas en liza. El Papa Luna, Benedicto XIII de Aviñón, decidió intervenir y apoyar la causa del candidato castellano, Fernando de Antequera, porque con ello se aseguraba la cooperación de los reinos españoles. Esta opción contaba, además, con el apoyo de San Vicente Ferrer y de la mayoría de los obispos. Benedicto XIII decidió mediar en la crisis sucesoria promulgando el 23 de enero de 1412 una bula en la que establecía que el estudio de los derechos al trono de los diferentes pretendientes fuera realizado por compromisarios de los distintos reinos.

El 15 de febrero de 1412, los parlamentos de Cataluña y Aragón firmaron la Concordia de Alcañiz. Por su virtud establecieron que nueve compromisarios, provenientes de los tres estados/Reinos, distribuidos en tres grupos ordenados en tres grados (los estamentos o brazos que componían la sociedad del momento, es decir, nobleza, iglesia y ciudadanos), con tres miembros en cada grado, que representarían los intereses de toda la Corona se reunirían en la localidad aragonesa de Caspe. Allí deliberarían sobre los derechos de los pretendientes y decidirían quién de los candidatos debía ocupar el trono, siempre y cuando el elegido obtuviera un mínimo de seis votos y al menos uno de cada grado. Sencillo, ¿eh?

El acta notarial de proclamación de Fernando de Antequera como rey de Aragón por los compromisarios el 25 de junio de 1412 y el resto de actas, escritos y testimonios oficiales recogidos en los parlamentos de Aragón, Valencia y Cataluña coinciden en que los compromisarios dieron su conformidad unánimemente a Fernando.

De esta manera fue como Fernando de Trastámara fue proclamado Rey el 28 de junio de 1412 como Fernando I de Aragón. Éste entró en Zaragoza el 5 de agosto. Allí juró su título ante las Cortes, junto a su hijo Alfonso.

Las conclusiones a sacar de este complejo y difícil Compromiso de Caspe son dos: la primera, que los procedimientos arbitrados por la Cortes se llevaron a cabo a pesar de las interferencias de los poderosos, sobre todo del Conde de Urgel, el más levantisco. Los cimientos de la Monarquía Hispánica se apoyaron en el concurso y el pacto. La segunda, que a partir de ese momento, la Casa de Trastámara, que ya reinaba en Castilla, pasó a hacerlo asimismo en Aragón.

El Compromiso de Caspe debe ser considerado como un paso esencial hacia la constitución de la Monarquía Hispánica. Supuso un precedente esencial para las decisiones que adoptó  posteriormente Fernando El Católico.

***

Un recordatorio. Faltan pocos días para un evento con el que el Centro Diego de Covarrubias cierra el primer semestre de un año repleto de acontecimientos para nuestra organización.

Hemos previsto conmemorar el 60º Aniversario de la aprobación del Plan de Estabilización de 1959. El paquete de medidas introducido entonces fue clave para que España dejase atrás la autarquía y diese un salto de gigante hacia la economía de libre mercado. El resultado fue un boom económico sin precedentes.

Para explicar lo que supuso el Plan de Estabilización de 1959 hemos invitado a tres expertos de excepción. Como ya hemos anunciado, contaremos con el prestigioso maestro de economistas Juan Velarde, buen conocedor de las reformas aprobadas hace sesenta años, y con el célebre periodista Carlos Cuesta, quien repasará la evolución de nuestra economía desde aquella época hasta nuestros días. Además, Emilio González nos ha confirmado que podrá sumarse a la mesa, de manera que contaremos también con su intervención. Profesor de Economía en diversas universidades, autor de diversos libros y colaborador de numerosos medios, González es socio del CDC y conoce bien las reformas introducidas en 1959.

Yo mismo intentaré estar a la altura de estos tres expertos, cerrando la presentación y aportando también mi granito de arena. El acto será el 27 de junio, a las 19 horas, en la Fundación Rafael del Pino (C/Rafael Calvo, 39).  El número de plazas es limitado. Ya se ha reservado buena parte del aforo. Para no perderse el acto, rogamos envíen un correo a centrocovarrubias@gmail.com indicando nombre y apellidos.

***

Me doy cuenta de que llevo dos páginas y no voy a poder comentar la situación en que se encuentra el enfrentamiento entre los EEUU y la República Popular China, que no es una guerra comercial sino la lucha por la hegemonía mundial, sin más circunloquios. La enjundia del asunto me aconseja dejarlo para otra semana en que la efemérides sea más manejable. Así las cosas, me limitaré a glosar la noticia que ven en este enlace.

Dejemos de lado el incontrovertible hecho de que el CO₂, que por lo demás es el elixir de la vida, constituya apenas 400 partes por millón (o sea, el 0,04%) de la composición de gases de la atmósfera, con un efecto invernadero despreciable (traducción de negligible, no de despicable), y un forzamiento radiativo[1] muy inferior al de otros gases también presentes[2].

Dejemos también de lado el hecho de que las emisiones de CO₂ antropogénicas[3] sean sólo una fracción de las que la Naturaleza produce naturalmente como consecuencia de la descomposición de elementos vivos, de las erupciones volcánicas, de los fuegos autoinducidos y de otras fuentes. Eso acota la resolución del no-problema del CO₂ de manera notable.

Habiendo hecho esto, preguntémonos por qué razón tienen que ser los países de Occidente quienes reduzcan sus emisiones de CO₂ cuando ni siquiera son los mayores emisores de ese gas. La clasificación en flujos está ampliamente liderada por la R.P. China. Vean la inclinación de las curvas. La clasificación en fondos (flujos acumulados) también lo está por ese país de Asia. Y por supuesto que las autoridades[4] chinas se carcajean de los países occidentales al ver cómo destrozan sus economías con ineficiencias en la producción y el consumo como consecuencia de las limitaciones y prohibiciones arbitradas por Naciones Unidas y los gobiernos de los estados reunidos en las COP[5].

Y ahora concluyamos fácilmente qué sistema económico se quieren cargar los iluminados a cargo.

El avance tecnológico de hoy está referido a la medicina. Como ustedes saben, la enfermedad  de Parkinson es un trastorno neurodegenerativo producido por un proceso multisistémico que afecta al sistema nervioso central. Ocurre cuando las neuronas no producen suficiente cantidad de una sustancia química conocida como dopamina.

Ello provoca la aparición de síntomas motores y no motores y afecta a un importante número de personas en el mundo, generalmente a partir de los sesenta años, pero con excepciones desde los cuarenta e incluso antes, como el caso del actor norteamericano Michael J. Fox (“Regreso al futuro”, entre otros) atestigua. Es mucho más común entre los hombres que entre las mujeres.

El (síndrome de) Parkinson no es mortal en sí mismo, pero conduce a situaciones de pérdida de capacidades inhabilitantes, que se combaten con medicación. De ahí la importancia de la investigación al respecto. En esa línea,esta noticia es esperanzadora.

Vamos de victoria en victoria hasta el triunfo final. Los agoreros piensan distinto. Si lo hacen.

***

La frase de hoy es de Raymond Chandler, periodista y escritor norteamericano. Aparece en su primera obra con protagonismo del detective Philip Marlowe.

«Por estas calles viles y mezquinas ha de pasar un hombre que no es en sí mismo vil ni mezquino, no está corroído, es un hombre sin tacha y sin miedo. Tiene que ser un hombre completo y un hombre común, sin embargo poco usual. Él es el héroe, lo es todo… Debe ser, para usar una frase ya vieja, un hombre de honor… Debe ser el mejor hombre de su mundo y suficientemente bueno para cualquier otro mundo» (El sueño eterno, The big sleep. 1939)

***

Por último, incluyo aquí, en un formato poco vistoso (es una fotografía, espero que de la calidad suficiente para que se lea bien), este fantástico artículo de Jesús Banegas: «Horadando la civilización occidental» –

Un abrazo

José-Ramón Ferrandis Muñoz


[1] Forzamiento radiativo (que no radiactivo) es traducción de forcing, que es, por entendernos, la capacidad de un gas de generar efectos de calentamiento.

[2] Que son: metano (CH4), óxido nitroso (N2O); clorofluorocarbonos (CFC) 12 y 11 y otros quince gases menores de larga vida, halogenados.

[3] Si alguien dudaba de la conveniencia de enseñar etimología a nuestros jóvenes, deje de hacerlo.

[4] Cuarta acepción del término Autoridad: poder que tiene una persona sobre otra que le está subordinada. Esas autoridades carecen de auctoritas, de potestas y de imperium, pero mandan. Sin límites.

[5] COP por Conferencia de las Partes, Conference of the Parties. Se refiere a los estados signatarios de los compromisos de reducción de emisiones de C

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *