LA CARTA DE LOS MARTES – 11 DE FEBRERO DE 2020

LA CARTA DE LOS MARTES – 11 DE FEBRERO DE 2020

Mohammad Reza perdió el apoyo de clérigos y trabajadores por varios factores: la corrupción, la actuación de la SAVAK, la prohibición del Tudeh, el apoyo de los EEUU y las relaciones con Israel.

La Carta de los Martes del 11 de febrero de 2020

Queridos amigos:

El 11 de febrero de 1979, en Irán (antes Persia), el ayatollah Ruhollah Musavi Jomeini, tras el triunfo de la revolución contra el régimen del shah[1] Mohammad Reza Pahlevi, se hizo con el poder absoluto y proclamó la República Islámica. Comenzaba una era de grandes cambios en Oriente Próximo.

Vayamos a los orígenes de este hecho.  A sus antecedentes. A sus causas.

Mohammad Reza llegó al poder durante la Segunda Guerra Mundial (1941) tras una invasión anglosoviética que obligó a abdicar a su padre, quien coqueteaba con el régimen nazi. Dada su juventud y los rasgos predominantes de su temperamento (escasa autoestima, aversión al riesgo, dificultad para tomar decisiones), sus primeros pasos fueron dubitativos. Nada parecía anunciar un largo reinado.

El Shah sobrevivió a tres intentos de asesinato y a la permanente inquina de Jrushov, (1959) que no era poca cosa. El primero tuvo lugar en 1949. El autor disparó cinco balazos a tres metros de distancia y sólo le alcanzó, de refilón, el labio superior. Era un fundamentalista islámico del grupo Fedayines del Islam. El segundo fue en 1965, obra de un soldado que entró disparando en palacio. Mató a dos guardias y fue abatido.
El tercero, de la KGB, falló. La bomba operada a distancia en el Volkswagen del Shah no explotó. Esos tres atentados documentados condicionaron su operativa desde el poder que detentaba.

Con el paso del tiempo es posible hacer un balance de su largo (38 años) paso por el trono en Irán. Lo estructuraremos en A favor y En contra, aunque el lector bien puede pensar que no es exactamente así y prefiera reclasificar.

A favor está el impulso que dio a su país a través de la llamada Revolución Blanca en 1963[2], un conjunto de reformas sociales, económicas y políticas. Modernizó el país, nacionalizó algunas industrias y, con el paso de los años, realizó enormes inversiones en educación[3], sanidad, industria[4] y ejército. Como consecuencia, el PIB creció enormemente, con tasas japonesas en los años 70. Además, redujo el poder y la capacidad de las castas latifundistas más poderosas; con esos recursos realizó una reforma agraria que creó 4 millones de nuevos propietarios.

En 1959 reconoció a Israel, siendo el primero de su entorno en hacerlo. Mantuvo relaciones diplomáticas con Jordania (rey Hussein), y Egipto (presidente Anwar el Sadat), entre otros muchos. La relación con los EEUU fue decisiva y no siempre estuvo en línea. No participó en el embargo petrolero de 1973, pero incrementó la producción para enriquecer las arcas de Irán[5].

En contra opera la corrupción de su régimen y el despilfarro de su entorno (empezando por su desaforada pasión por los coches, los aviones, y el sexo, de lo que hay enciclopédicas muestras), Suma asimismo la brutal supresión de la disidencia a través de la SAVAK[6], una característica de su reinado. Más aún, el golpe contra su primer ministro, Mohamed Mossadeq, nombrado en 1951 y defenestrado dos años después con la ayuda de Reino Unido y los EEUU, fue un ejercicio de impotencia. La abolición de los partidos políticos existentes en 1975 y su sustitución por uno sólo, el Rastakhiz (Resurrección), de filiación y financiación obligatorias, no le anduvo a la zaga.
Con valoración neutra se halla el cambio de referencias históricas con la elección del Imperio Aqueménida[7], lo que hacía de la monarquía un continuum de 2500 años, obviando así la islamización del país. La coronación de Shah en 1967 como Rey de Reyes todavía se recuerda por la pompa desencadenada.

Mohammad Reza perdió el apoyo de clérigos y trabajadores por varios factores: la corrupción, la actuación de la SAVAK, la prohibición del Tudeh[8][9], el apoyo de los EEUU y las relaciones con Israel. Las políticas laicistas y de modernización y la zapa rusa no estuvieron lejos de su desgracia.

En 1979, la inestabilidad política devino una revolución. Ya en septiembre de 1978, el Ejército había disparado[10] contra manifestantes que desobedecían la ley marcial. En octubre, Llegado el momento, el Shah ordenó no disparar sobre las algaradas y trató de ceder ante la oleada de protestas que islamistas, comerciantes, estudiantes en paro y nacionalistas de izquierdas integraban. Eso no funcionó. El apoyo perdido de la prensa progresista[11] y de los gobiernos occidentales[12] fue decisivo. El Shah abdicó el 16 de enero de 1979 y huyó a Egipto, donde murió debido al cáncer de pulmón que lo debilitaba y cuyo tratamiento le había estado deprimiendo y desorientando desde 1974, sin que trascendiera gracias al hipertrofiado culto a la personalidad.

Shapur Bajtiar, su Primer Ministro, disolvió la SAVAK, liberó a los presos políticos, prometió elecciones libres e invitó a volver al ayatollah Jomeini, a quien ofreció un estado religioso en Qom. Propuso un gobierno de unidad nacional[13]. Jomeini rechazó todo ello y formó su propio gobierno. El 11 de febrero, tras algunas luchas callejeras, la Monarquía ya era historia.

La imagen del Shah de Persia en el exterior era la de un dictador asociado al lujo extremo. Su caída fue celebrada en muchos ámbitos. Vistos los frutos amargos de la revolución de los clérigos que vino tras él, la celebración fue sin duda apresurada.

**

Jorge Juan y Santacilia había nacido en Novelda, Alicante, en 1713, aunque fue bautizado en Monforte del Cid y eso provocó disputas sobre su verdadero origen. A los dieciséis años de edad ingresó en la Academia de Guardias Marinas de Cádiz. donde se impartían estudios técnicos y científicos incluyendo cartografía, geometría, hidrografía, navegación, observaciones astronómicas y trigonometría, entre otras.

En 1734, con 21 años de edad, finalizó sus estudios de Guardia Marina, tras haber participado en numerosas expediciones, mediterráneas. Durante la expedición organizada por la Real Academia de Ciencias de París, Jorge Juan fue el primero en medir la longitud del meridiano terrestre contiguo al Ecuador Ello que le valió ser conocido como “el sabio español”. Le votaron como miembro correspondiente de la Académie royale des Sciences. En la expedición se determinó que la forma de la Tierra no es perfectamente esférica.

Jorge Juan permaneció diecinueve años en América estudiando la organización de aquellos territorios por encargo de la corona. A su regreso, Fernando VI lo ascendió a capitán de navío.

El Marqués de Ensenada le envió al Reino Unido a conocer las técnicas de construcción naval de este país, las más avanzadas de la época. Ello le valió el nombramiento de director de la Academia de Guardias Marinas de Cádiz en 1752. Allí utilizó para la construcción naval los conocimientos que absorbió en la Gran Bretaña, con resultados excelentes. Él mismo se hizo cargo de la construcción naval, renovando los astilleros. Entre 1751 y 1754 estuvo en Ferrol donde planeó y construyó el arsenal y realizó los primeros planos del ulterior barrio de la Magdalena. En 1757 fundó por encargo del rey Carlos III el Real Observatorio de Madrid. También propuso al marqués de la Ensenada la creación de otro observatorio en la Academia de Guardias Marinas de Cádiz, idea que llevó a cabo más adelante el marqués de Ureña, fundando el Real Observatorio de la Armada, en San Fernando (Cádiz).

Al caer en desgracia el Marqués, las técnicas británicas importadas por Jorge Juan fueron desechadas en favor de la construcción naval francesa, de un nivel inferior, lo que acarreo negativas consecuencias a medio plazo.

En 1760 fue nombrado jefe de escuadra de la Armada Real.

Su eficacia y éxitos le valieron ser nombrado en 1767 Embajador Extraordinario de Su Majestad en Marruecos. Logró firmar un tratado de 19 artículos que seguía las instrucciones de la Corona. Como compensación,  el rey le nombró Director del Seminario de Nobles de Madrid en 1773.

En sus últimos años de vida elaboró un plan para una expedición que calculara la medición de la distancia entre la Tierra y el Sol.

Poco antes de su fallecimiento, que tuvo lugar en Madrid el 21 de junio de 1773, escribió una severa carta a Carlos III por haber elegido éste el modelo francés de construcción naval, augurando derrotas frente precisamente a la armada británica, como Trafalgar demostró 32 años después.​

**

El banco Credit Suisse ha producido un documento visualmente llamativo, lleno de información de gran interés, metodológicamente sencillo. Por eso lo traigo.  Como el título del texto indica, permite conocer de un vistazo la riqueza de los países del mundo, al menos de los más importantes. De uno en uno y por regiones. Y plantea cuestiones sencillas, que ensanchan y superan los habituales conceptos de medición. Disfruten.
Ustedes saben que la RP China (China, para abreviar) arrasa en muchas áreas del devenir humano contemporáneo: número de habitantes, tasas de crecimiento, peso del Estado, avances tecnológicos (sin satisfacer los derechos de propiedad en muchos casos, pero eso requiere otro desarrollo), capacidad militar y financiera y capacidad y ejercicio de presión diplomática, entre otras capacidades.

China puede devenir primera potencia mundial. Ante esa perspectiva, la reacción más común es la de concesión o retirada en todos los frentes, tanto nacionales como multilaterales.

Sólo el presidente Trump, entre los líderes relevantes del último lustro, ha osado enfrentarse directa y frontalmente al poder comunista chino. ¿Sólo? No, ya no. El alcalde de Praga, Zdeněk Hřib, no ha dejado de plantar cara a la RPCh desde que llegó al cargo en octubre de 2018.

El primer desencuentro tuvo lugar cuando Hřib se negó a expulsar a un diplomático taiwanés[14] de un acto oficial pese a las amenazas de la embajada china. A las amenazas siguieron los chantajes y a éstos, la denuncia o el incumplimiento de los contratos.

El segundo choque pasó por la recuperación de una tradición que comenzó con Vaclav Havel –el primer presidente tras la caída del comunismo en Chequia: hacer ondear la bandera del Tíbet en la sede del Ayuntamiento. La tercera fue recibir al líder del gobierno tibetano en el exilio, Lobsang Sangay. La cuarta fue viajar a Taiwan; allí fue recibido por la presidenta Tsai Ing-wen.

Este hombre – francamente joven – no se arredra en absoluto. Vean en el artículo del enlace.

**

La frase de hoy es de Jean Marie Arouet, más conocido por su seudónimo, Voltaire. Este intelectual, filósofo, abogado y masón francés nació y murió en Paris (1694 – 1778).

Fue una de las figuras más prominentes de la Ilustración. Precedió a la Revolución Francesa, cuyos líderes utilizaron con profusión las obras del intelectual. Su importancia en vida fue tan grande como su influencia una vez muerto.

Era un personaje contradictorio y que levantaba pasiones. Sus seguidores subrayaban su condición de hombre generoso, entusiasta y sentimental. Para otros era avaricioso, poco fiable, y sarcástico. Todas esas características se reflejaban en sus textos. En cualquier caso, fue sin duda un hombre excepcional.

 “Quienes pueden hacer que creas absurdos, pueden hacer que cometas atrocidades”.

Vaya que sí. Y además, esa es la idea subyacente.

Saludos
CDC


[1] Que significa Rey.
[2] A la que se opusieron frontalmente los líderes religiosos por permitir el voto de la mujer en el referéndum subsiguiente. Jomeini afirmó que “nunca permitiremos que el destino de Irán sea decidido por mujeres”. Tras violentas manifestaciones en Qom, ciudad santa, Jomeini se exilió en Irak.
[3] Las universidades pasaron en diez años (1967/1977) de 7 a 22, las instituciones de aprendizaje avanzado de 47 a 200 y los estudiantes de educación superior de 36.700 a 100.000, muchos de ellos realizando grado y postgrado en Occidente y la India. En 1977, la tasa de alfabetismo ascendió hasta el 50% (estaba en el 17%).
[4] Desarrolló proyectos en acero, centrales energéticas, embalses, petroquímica, telecomunicaciones e industria del automóvil.
[5] Los precios del petróleo se incrementaron un 470 % en doce meses, lo que elevó el PIB iraní en un 50%.
[6] La SAVAK (1957/1979) era la policía secreta del régimen. Era una organización de inteligencia y seguridad todopoderosa y sin control externo alguno.
[7] Ciro el Grande al frente.
[8] Partido comunista de Irán.
[9] Ello terminó de enajenarse a la URSS. No hacerlo hubiera sido un error estratégico, aparentemente.
[10]Ese día (el Viernes negro a partir de entonces) un numeroso grupo de personas de una gran manifestación murió por disparos del Ejército. Ese día supuso el punto de no retorno en el proceso.
[11] Muchos de los periodistas de la BBC motejaron a Mohammed Reza de reaccionario, mientras simpatizaban con el progresista Jomeini. Con todo, Santa Lucía no les conservó la vista.
[12] En concreto y sobre todo la administración del presidente James Earl Carter en relación con el asunto de los derechos humanos en Irán.
[13] Este caballero no había leído la historia de Rusia, sin duda. Por abreviar, hizo un Kerenski. Duró 36 días como primer ministro. En 1991 fue asesinado en Francia por sicarios del régimen.
[14] Taiwan no forma parte de la RP China. Su peso económico es muy grande para su tamaño. La RP China busca absorberla y para ello utiliza la presión sobre los terceros que la reconozcan.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *