TRAGEDIA Y FARSA – RUBÉN MANSO OLIVAR

EL SEMANAL DEL COVARRUBIAS DEL 30 DE ABRIL DE 2024

 

 

TRAGEDIA Y FARSA

No es Carlos Marx alguien a quien nos guste especialmente citar en el Centro Diego de Covarrubias, pero no cabe duda de que acertó cuando dijo que la Historia ocurre primero como tragedia y después como farsa, en su famosa obra “El 18 de brumario de Napoleón Bonaparte”.

Esta última semana hemos asistido en España a una repetición en forma de farsa de lo que primero fue tragedia: la renuncia de Julio César tres veces a la corona de Rey de Roma para conseguir el favor del pueblo y sostener la magistratura de dictador perpetuo, hecho sin precedentes en la historia de Roma. El favor del pueblo le duró hasta su muerte, pocas horas después, y lo recuperó parcialmente, otras pocas horas más adelante, tras el famoso discurso de Marco Antonio. Así suele ser el favor del pueblo: temeroso ante la fuerza y sentimental ante las palabras. Tras la guerra civil que siguió a estos acontecimientos, desapareció definitivamente la república y el heredero de Julio César se instituyó como el primer emperador de Roma. Las élites temerosas, otrora enemigas de Julio César, hicieron honor a las palabras de éste: ¡los cobardes mueren varias veces antes de expiar! y no cumplieron con el calificativo que se daban a sí mismas: los optimates. El pueblo cayó en el subsidiarismo, panem et circenses, y perdió para siempre la libertad.

Sabemos que Marco Antonio le ofreció la corona a César y que, antes de ayer mismo, redivivo en un personaje mucho más chusco, se refirió al nuevo aspirante a dictador como el puto amo, ante una masa enfervorecida que, como siempre, pedía la falsa seguridad que da conocer quién manda antes que la libertad de mandar sobre sí mismo. Una masa enfervorecida que reclamaba con orgullo para sí el título de putos esclavos de un Estado que les ha prometido lo que no puede dar.

Debemos insistir en que el Estado es una organización, como toda organización humana, con capacidades limitadas, que exige por mor de dichas limitaciones, las de sus poderes y sus funciones. No hay suma ni concentración de poder en un individuo, o grupo de individuos, que alcance más bienestar ni felicidad para todos que la responsabilidad individual de los actos.

Los sucesos que se iniciaron el miércoles 24 y concluyeron ayer día 29, apenas cinco días, no son sino un capítulo más de la deriva populista, y por tanto totalitaria, que viene sufriendo el Estado de Derecho en España, donde el Gobierno, sus socios, y una parte de la oposición critican el sistema parlamentario por inoperante, mientras prometen más de lo que el Estado puede dar. De este modo, para alcanzar la eficacia y la eficiencia que exigirían dichas falsas promesas justifican el desmantelamiento de aquel sistema. No otro ha sido el camino hacia la dictadura siempre. No hay dictador ni tirano que se reconozca como tal. Todos los que ha habido en la Historia actúan, en sus propias palabras, en nombre del pueblo.

El ejercicio del poder debe ser incómodo. El que pida comodidad para ello no es apto para gobernar. Los anuncios que hizo ayer el Presidente del Gobierno lo descalifican para el ejercicio de sus funciones, mucho más que cualquiera de sus actuaciones pasadas, por deleznables que pudieran ser algunas de ellas. Quien no está dispuesto a admitir el control que la prensa y los tribunales libres ejercen sobre el poder, no puede ostentar este último.

 

Rubén Manso Olivar
Presidente del Centro Diego de Covarrubias.

 

_________

 

Da un paso más y únete a nuestro centro. Conviértete en socio y ayúdanos a crecer y divulgar las ideas de la libertad y su compatibilidad con el Cristianismo. Solo nos financiamos con las aportaciones de socios y benefactores.

Si eres liberal y eres cristiano, este es tu sitio.

¡Infórmate de todas las ventajas aquí!

Tel: 639314915

info@centrocovarrubias.org

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información sobre protección de datos:

  • Responsable: CENTRO DIEGO DE COVARRUBIAS
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: info@centrocovarrubias.org.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.