LA CARTA DE LOS MARTES — 8 DE MARZO DE 2022

LA CARTA DE LOS MARTES — 8 DE MARZO DE 2022

Queridos amigos:

El 8 de marzo de 1921 a las 20:14 horas fue asesinado en la Plaza de la Independencia de Madrid el presidente del Gobierno de España, Eduardo Dato e Iradier. Los criminales fueron tres cenetistas[1] catalanes llamados Ramón Casanellas, Pedro Mateu y Luis Nicolau; se aproximaron con la ayuda de una motocicleta con sidecar al vehículo en el que se desplazaba Dato, quien fue ametrallado desde atrás[2], alcanzando las balas al Presidente. Dato falleció en un centro médico al que se le llevó de inmediato.

LEER ARTÍCULO COMPLETO

LA CARTA DE LOS MARTES — 01 de MARZO DE 2022

LA CARTA DE LOS MARTES — 01 de MARZO DE 2022

Queridos amigos:

El 1 de marzo de 1476 tuvo lugar en Zamora la batalla de Toro, al cabo de la cual y de las escaramuzas subsiguientes, Isabel la Católica quedó confirmada en el trono de Castilla.
La batalla se enmarca en la guerra de sucesión por la corona de Castilla. Cuanto vamos a tratar ahora empezó con la muerte de Enrique IV de Castilla, quien era hijo de Juan II y de María de Aragón y hermano (por parte de padre) de Isabel la Católica, la cual fue proclamada reina a su muerte de su hermano, el infante Alfonso. Entre 1474 y 1479, los partidarios de Juana de Trastámara, hija del difunto Enrique IV, y los de Isabel se enzarzaron en una guerra civil que se decantó a partir de la batalla de Toro.
LEER ARTÍCULO COMPLETO

LA CARTA DE LOS MARTES — 22 DE FEBRERO DE 2022

LA CARTA DE LOS MARTES — 22 DE FEBRERO DE 2022

Queridos amigos:

22 de febrero de 1946: el «Telegrama largo», que proponía cómo los Estados Unidos deberían relacionarse con la Unión Soviética tras el final de la Segunda Guerra Mundial, llegó al Departamento de Estado procedente de la embajada de los Estados Unidos en Moscú. Su contenido sugería la doctrina vertebradora de las estrategias norteamericanas en Europa durante décadas, que culminaron en la implosión de la URSS en 1991. La realidad fue, empero, bastante distinta.
LEER ARTÍCULO COMPLETO

LA CARTA DE LOS MARTES — 15 DE FEBRERO DE 2022

LA CARTA DE LOS MARTES — 15 DE FEBRERO DE 2022

La Carta de los martes del 15 de febrero de 2022 — 

Queridos amigos:

A las 21:40 del 15 de febrero de 1898, el acorazado de bandera estadounidense USS Maine estalló y se hundió en el puerto de La Habana (España), muriendo 261 integrantes de la dotación[1] del buque. El hecho fue distorsionado y utilizado de inmediato por la prensa manipuladora norteamericana, sobre todo[2] por el New York Journal y el New York World,[3] propiedad de William Randolph Hearst y Joseph Pulitzer[4] respectivamente, lo que provocó un movimiento generalizado de culpabilización de España en la opinión pública de aquel país.

LEER ARTÍCULO COMPLETO

LA CARTA DE LOS MARTES — 8 DE FEBRERO DE 2022

LA CARTA DE LOS MARTES — 8 DE FEBRERO DE 2022

Carta de los martes del 8 de febrero de 2022 — 

 

El 8 de febrero de 2017, la Cámara de los Comunes del Reino Unido aprobó el Brexit[1] con 494 votos a favor y 122 en contra. De esta forma, el gobierno británico, liderado por Theresa May[2], activó el artículo 50 del Tratado de Lisboa por el que se iniciaba su separación de la Unión Europea. Una vez aprobado en los Comunes, el procedimiento llegó a la Cámara de los Lores, donde requirió tres intentos. Superado el trámite, comenzaron las negociaciones para recuperar la total soberanía económica y comercial, puesto que la financiera nunca había sido cedida[3].
LEER ARTÍCULO COMPLETO

– LA CARTA DE LOS MARTES – 01 DE FEBRERO DE 2022

– LA CARTA DE LOS MARTES – 01 DE FEBRERO DE 2022

Queridos amigos:

Antes de empezar la Carta, un aviso de un acto de gran interés:

Les informo sobre la segunda actividad de 2022 organizada por el Centro Diego de Covarrubias. El 8 de febrero próximo, a las 7 de la tarde, en la Fundación Rafael del Pino (Madrid), el notable escritor y empresario alemán Rainer Zitelmann presentará su libro “Los ricos ante la opinión pública”, que es el decimocuarto de la Colección Cristianismo y Economía de Mercado.

El libro incluye un estudio en profundidad de la mentalidad anticapitalista y del odio a los ricos, además de una encuesta inédita que compara las actitudes de españoles, estadounidenses, franceses, italianos, británicos, alemanes, italianos y suecos hacia los millonarios, los empresarios y los inversores.
Zitelmann estará acompañado por el traductor del libro, Diego Sánchez de la Cruz.

La sala tiene capacidad para 90 personas, pero preferimos reducir el aforo para mayor comodidad de los participantes. La asistencia se confirmará por orden de reserva de plaza enviando un email a info@centrocovarrubias.org 

¡Nos vemos en este interesante acto!

**

Vamos con la Carta de los Martes del 1 de febrero de 2022.

El 1 de febrero de 1941, el gobierno español nacionalizó[1] las distintas compañías ferroviarias existentes en España, que quedaron integradas en una nueva empresa estatal: RENFE (por ReNacional de Ferrocarriles Españoles). Desde ese año y hasta el 31 de diciembre de 2004, RENFE gestionó y operó la red nacional ferroviaria de ancho ibérico[2] en régimen de monopolio para mercancías y pasajeros.

Al finalizar la Guerra Civil, gran parte de la red ferroviaria española, los equipos móviles y los talleres se encontraban gravemente dañados. De los 4.400 coches existentes antes del conflicto quedaban 1.750. Como media, el 32% de las instalaciones estaban inutilizadas y el 37% de las unidades rodantes supervivientes se hallaba fuera de servicio. Ni una de las 1.083 máquinas de vapor estaba en perfecto estado.

Tan pronto como el 8 de mayo de 1939 se formaron consejos directivos para explotar las líneas de las grandes compañías, cuyo control pasó al Estado, aunque la gerencia siguiera en manos de las empresas.

No fue esa la única razón de la nacionalización. La voluntad de hacerlo venía de lejos[3]. El 3 de agosto de 1936, la república se incautó[4] de las compañías ferroviarias[5]. En la zona nacional, los ferrocarriles continuaron su existencia independiente, aunque el control real era ejercido por el Ejército. Ante esta situación, el gobierno de Francisco Franco, en 1939, pasó a gestionar las compañías ferroviarias hasta la constitución de la RENFE.

Una vez pagadas las indemnizaciones pertinentes[6], el Estado se hizo cargo de 12.401 kilómetros de vía férrea, de una plantilla de unos 3.000 trabajadores y de los equipos asociados. La primera y una de las principales labores iniciales de la RENFE fue unificar la nomenclatura y numeración de todo el parque móvil: las series eran diferentes, pues cada compañía tenía sus propios códigos de numeración. Lo mismo ocurría con las señales de tráfico (coexistían hasta 30 tipos distintos) y con los reglamentos de circulación, pues había tantos como compañías.

Sin apenas recursos, con carencia de repuestos y ante la necesidad apremiante de la reconstrucción de los daños producidos por la Guerra Civil, el desarrollo de la II Guerra Mundial incrementó las dificultades. Era precisa una importante inversión para reparar y renovar infraestructuras, instalaciones y material móvil. Para ello, el 14 de marzo de 1941 se creó la Comisaría de Material Ferroviario, que de inmediato contrató la construcción de 120 vehículos[7]. El objetivo prioritario desde el principio fue dejar de utilizar los vagones de madera que, en caso de accidente, eran muy peligrosos para los pasajeros. Otra de las grandes metas era dotarse de un nuevo parque de locomotoras, pues se estaban reparando hasta las consideradas fuera de servicio. En el periodo comprendido entre 1941 y 1963 se repararon 1.460 coches, se construyeron 691 unidades y se importaron 100.

Desde la perspectiva de la organización, RENFE mantuvo durante cinco años los límites territoriales de las compañías nacionalizadas. En 1948 se implantó una división por siete zonas[8].

En 1949 Se aprobó el Plan General de Reconstrucción y Reformas Urgentes con unas previsiones de inversión de 5.000 millones de pesetas para renovar la Red y el material. Se previó la adquisición de 200 locomotoras, 5.000 vagones y 400 coches de pasajeros.

En 1950 empezaron los servicios de TALGO[9] entre Madrid y Hendaya. En 1952 entraron en servicio los automotores diésel TAF para Larga Distancia. En 1954 se inauguró el primer Control de Tráfico Centralizado, situado entre Ponferrada y Brañuelas.

En los años sesenta se produjo una clara mejora del material rodante de RENFE. Se electrificó y dotó de doble vía gran parte del recorrido de la línea MadridBarcelona.

En 1962,el Banco Mundial recomendó centrarse en mejorar la red existente. Siguiendo esas pautas, en 1964 el Gobierno aprobó el Plan Decenal de Modernización 1964-1973, que alcanzó su objetivo de mejora de la red ferroviaria y permitió que algunos trenes alcanzaran 140 km./h. El nacimiento del Plan RENFE 1972-1975 acarreó importantes modernizaciones. En 1979 comenzaron los servicios de Cercanías en el entorno de grandes ciudades como Madrid, Barcelona, Valencia o Málaga para dar respuesta a la gran demanda, aunque los costes del serio eran subvencionados en buena parte por el Estado[10].

En 1984 RENFE se encontraba en una situación crítica, con enormes déficits anuales. Solo 5.000 km de los 13.000 km. de vía que gestionaba se utilizaban razonablemente. El 1 de enero de 1985 se cerraron 914 km. de vías, dejando sin servicio 12 líneas y 132 estaciones. Se modernizaron las estaciones de MadridBarcelona y Sevilla, entre otras.

Otra gran decisión fue la reestructuración radical de los servicios ferroviarios de RENFE. Se crearon 3 Unidades de Negocio en 1991CercaníasMedia Distancia y Larga Distancia, desapareciendo así el modelo territorial de Zonas. Entró en funcionamiento la primera línea de alta velocidad (AVE) Madrid-Sevilla[11] y se reorganizó el entorno de Barcelona.[12]

A partir de la Directiva del Consejo 91/440/CEE, el 30 de diciembre 1998 fue fundada la empresa Gestor de Infraestructuras Ferroviarias (GIF). El 2005, en cumplimiento de la normativa europea, RENFE se dividió en dos nuevas entidades: Adif[13], el mayor ente gestor de las infraestructuras ferroviarias españolas, y RENFE-Operadora[14], compañía que se quedó con la explotación de los ferrocarriles de titularidad pública.

Los ingresos de RENFE proceden fundamentalmente de 3 fuentes: la venta de billetes por el transporte de viajeros y de mercancías; las aportaciones del Estado por Obligaciones de Servicios Públicos (OSP)[15] y otras fuentes de ingresos. La actividad de RENFE ha sido deficitaria desde su origen. Siempre ha sido soportada por los Presupuestos Generales del Estado. Adif y Renfe operadora siguen siéndolo.

**

La noticia de esta semana está relacionada con una situación que conoce el lector: la acumulación de una enorme cantidad de tropas del ejército ruso al norte y al este de Ucraina[16]. Todos hemos podido leer una plétora de artículos, algunos redactados por militares, otros por analistas expertos, otros por geopolíticos bragados y los más por comentaristas urgidos por sus superiores (los cuatro universos pueden cortarse en algún punto, eso sí). Todos ellos tienen el mismo derecho, pero no todos poseen las mismas capacidades. No haré una selección porque sería inviable pero sí me gustaría exponer algunos puntos de general dominio y conocimiento.

La primera constatación es que Rusia ha acumulado un cuerpo de ejército en una frontera de un país vecino en tiempo de paz. No lo ha hecho por razones humanitarias, ergo es una amenaza directa a la integridad de un país soberano de fuerza muy inferior en todos los ámbitos. Sólo esa iniciativa es plenamente rechazable.

La segunda es que Rusia utiliza esa fuerza desmedida para hacer dos cosas al precio de una; en primer lugar, busca renegociar con un tercero los límites del comportamiento de este tercero, que es la OTAN. Y es la OTAN porque la Unión Europea (tercera constatación u obviedad) no es enemigo para Rusia, sino un alfeñique político y militar indigno de ser tomado en consideración. Es descorazonador porque se trata del ente supranacional que nos engolfa, pero es lo que hay. En segundo lugar, hace algo que nunca dejará de hacer un líder[17] ruso, como nunca lo dejó de intentar uno soviético: ampliar los límites del Imperio, sea ruso, sea soviético. Rusia asumió las fronteras, los activos, la capitalidad, el himno, la deuda y la mentalidad soviética y desde entonces sólo ha intentado acumular fuerzas para recuperar el hinterland perdido. Ya las tiene.

Parece haber llegado el momento; Los EE. UU. han hecho un ridículo mundial en Afganistán y el país se debate en una descomposición interna que no parece tener solución[18], mucho menos con el enfermo que tiene al frente. La UE, desvertebrada, gira en círculos como un derviche enloquecido centrifugando recursos que su banco central emite sin tasa ni mesura para ganar voluntades[19]. La RP China concita toda la atención como potencia agresiva emergente. Occidente se ha encaminado en una política energética demente que es claramente suicida y, salvo correcciones francesas de última hora, hace depender a Alemania (o sea, a la UE) de los suministros rusos de gas natural. Parece haber llegado el momento.

No tiene sentido decir que Rusia fue una vez quien controló Ucraina, en todo o en parte, y por eso tiene derecho a recuperarla. Ese argumento no tiene fin[20] y, de aplicarse con carácter general, reduciría el derecho internacional a la nada.

No tiene recorrido aceptable tomar siquiera en consideración el argumento de que parte de la población de una zona de Ucrania habla alemán … euh … ruso. Es verdaderamente chocante cómo tan poca gente recuerda los acuerdos de Munich, la crisis de los Sudetes, el papel de Daladier y Chamberlain y lo contraproducente que fue intentar apaciguar a la bestia. La frase de Churchill fue redonda, precisa, inolvidable[21]. Y sería de idéntica aplicación en nuestros días en caso de aceptación del mordisco que se prevé en la cuenca del Donbas.

Volvamos a la OTAN. Que me corrijan, pero no sé de ningún país integrado en esa organización que lo haya hecho forzado. Y no lo serán tampoco los que se integren, por más que Rusia se queje. Es más bien porque se sienten protegidos frente a la amenaza rusa que se pone de relieve cíclicamente, ¿no?

Me he extendido mucho; lo siento. Esto está claro. Ni un paso atrás, ni siquiera para tomar impulso[22]. Ese lenguaje lo entienden a la primera. El problema es que no hay convicción suficiente en la voluntad de quienes, por grave desgracia, rigen las instituciones de Occidente.

**

El avance tecnológico de esta semana es espectacular. Quienes peinamos canas, o directamente ni siquiera peinamos, recordamos bien el impacto mundial que tuvo el primer trasplante de corazón[23], llevado a cabo por el doctor Christiaan Barnard en Ciudad del Cabo (República Sudafricana) el 3 de diciembre de 1967. Se había intentado muchas veces y todas se habían saldado con fracasos, pero esa vez funcionó, y desde entonces, decenas de miles de trasplantes exitosos se han llevado a cabo en todo el mundo.
Esta vez, el corazón trasplantado no es humano. El beneficiario sí lo es, y ha visto cómo su vida, ciertamente comprometida, sigue adelante por el momento. Este avance será analizado desde la perspectiva bioética a no tardar, si no lo ha sido ya. Habrá disquisiciones, debates y encontronazos dialécticos. Pero lo importante es que una persona vive, gracias sobre todo a una empresa norteamericana, REVIVICOR. Y gracias a Dios, por supuesto.

**

El artículo del enlace cuenta bien cómo hemos llegado a este punto.

**

La frase de hoy se remonta al 1 de febrero de 1938. Al constituirse el primer gobierno de la España Nacional, Francisco Gómez-Jordana[24] fue nombrado Vicepresidente del gobierno y Ministro de Asuntos Exteriores.

Se trataba de un gobierno en cierto modo multicolor, dentro de la indefinición política de los primeros años del franquismo. Jordana se hallaba inserto en la línea monárquica y, sobre todo (lo que es muy importante para nuestra política internacional) hacía gala de moderación y de neutralidad en el conflicto internacional cuyo desenlace se vislumbraba.

El 3 de septiembre de 1939, el Conde de Jordana-que sólo 6 meses después (el 6 de junio de 1940) asumiría la Jefatura del Consejo de Estado, escribía en su diario: “ La desmedida ambición de Alemania, o tal vez mejor, del Führer, que quiere borrar el Tratado de Versalles, injusto indudablemente, pero impuesto por los vencedores tras una guerra en la que se luchó denodadamente, ha conducido a esta gravísima situación de insospechado alcance, pues ya entran en la lucha Alemania, Polonia, Francia, e Inglaterra y aunque las demás se hallan a la expectativa, difícil será que no acaben de entrar más o menos directamente en la contienda la mayor parte de las naciones europeas… Dios ayude a España y la proteja evitando entre en el conflicto, pues ello sería catastrófico para nosotros!”.

Acertaba el ministro en todo cuanto intuía. España pudo mantenerse al margen de la contienda, que fue realmente mundial y dejó tras de sí 55 millones de muertos.

Cordiales saludos
José-Ramón Ferrandis
Director CDC

Talgo I fue el primer tren desarrollado por la empresa española Talgo. Era un prototipo que no llegó a prestar servicio comercial. Fue presentado en 1942. Incorporaba la gran novedad del diseño Talgo, con un único par de ruedas por coche, salvo el de cola, que tenía dos ejes. Este tren era un automotor (no necesita de locomotora para moverse). Su velocidad máxima era de 115 km/h. Disponía de un motor diésel de 200 CV. El Talgo I se perdió en un incendio verosímilmente provocado.

[1] Previamente, el 24 de enero de 1941, el Gobierno había aprobado la Ley de Bases de Ordenación Ferroviaria y de los Transportes por Carretera por la que todas las compañías de ancho ibérico fueron reunidas en una sola empresa estatal.

[2] El ancho ibérico se refiere al ancho de vía de 1668 mm. entre las caras internas de los carriles. Es característico de España y Portugal. Esta medida es 233 mm. mayor que el ancho internacional europeo. Fue adoptado para poder utilizar locomotoras más potentes y, por tanto más anchas, necesarias por la orografía de España.

[3] Francesc Cambó, en su etapa de ministro, había propuesto nacionalizar el sector a causa del deficiente servicio y mala gestión de las compañías ferroviarias privadas, que mantenían un parque móvil anticuado sobre un tendido ferroviario deficientemente conservado.

[4] Los ferroviarios de la zona republicana disuelven los consejos de administración y se quedan con el control y explotación de las empresas. 15 días después del Alzamiento (el 3 de agosto de 1936), el Gobierno incautó la red ferroviaria y la unificó en una sola entidad. El Estado crea la Red Nacional de Ferrocarriles, que pasa a titular del servicio y los bienes de todas las compañías privadas.

[5] Las más importantes eran cuatro: Compañía de los Caminos de Hierro del Norte de España (1858-1941), Compañía del Ferrocarril de Madrid a Zaragoza y Alicante (1856-1941) y la Compañía Nacional de los Ferrocarriles del Oeste (1928-1941). La Compañía de los Ferrocarriles Andaluces, insostenible económicamente, había pasado a control del Estado en 1936, integrándose en Ferrocarriles del Oeste. En total, operaban en la red ferroviaria 23 compañías.

[6] Obligacionistas, accionistas y sociedades participativas, por este orden.

[7] Aunque sólo estuvieron disponibles a finales de 1943.

[8] Madrid-Norte, Madrid-Atocha, Sevilla, Valencia, Barcelona, Bilbao y León.

[9] Acrónimo de Tren Articulado Ligero Goicoechea Oriol, por sus características y por los nombres del ingeniero que lo ideó y del financiador del proyecto. La ilustración al final de la carta es del primer prototipo.

[10] De acuerdo con la filosofía esencial de RENFE como servicio público.

[11] Haciéndola coincidir con la EXPO 92. Se inauguró la Estación de Santa Justa (Sevilla).

[12] Previamente a la celebración de las Olimpiadas de 1992, se renovó la Estación de Francia.

[13] El Administrador de Infraestructuras Ferroviarias -Adif- es la entidad encargada de la gestión de vías, estaciones y comunicaciones. Cobra un canon a las empresas usuarias de la red, sobre todo a Renfe Operadora.

[14] Renfe Operadora es la encargada de la explotación del transporte de pasajeros y mercancías en régimen de competencia con otras empresas, así como del mantenimiento y fabricación de material ferroviario.

[15] Las aportaciones del Estado por OSP cubren gran parte del déficit en Cercanías y Media Distancia, que no cubren gastos con la venta de billetes. Larga Distancia y AVE son autosuficientes.

[16] Igual un día de éstos algún analista llama Ucraina a Ucraina. No hay que desesperar.

[17] Ellos tienen líderes; nosotros tenemos mamarrachos.

[18] Por supuesto que la tiene, claro, pero es quirúrgica.

[19] Algún día aprenderán estos contables disfrazados de políticos que a quien más se odia es a quien le debes favores.

[20] Se suele empezar a argumentar que Italia podría solicitar controlar las fronteras del Imperio Romano, España as del Imperio Español, Francia las del suyo, el Reino unido las del mayor que vieron los siglos y absurdos similares. Estamos donde estamos como consecuencia de la Historia y no se pude accionar el botón de rewind.

[21] Por intentar evitar la guerra caísteis en el deshonor; ahora tendréis deshonor y guerra.

[22] La grase es de Fidel Castro, algo que los rusos entenderán, pues era su hijo predilecto.

[23] La operación fue un éxito. El receptor fue Louis Washkansky, de 56 años, desahuciado por un irreversible problema cardíaco y una diabetes aguda. La operación fue realizada por veinte cirujanos dirigidos por Barnard y duró nueve horas. Cuando el paciente se despertó, declaró que se sentía mucho mejor con el nuevo corazón. Médico y paciente se hicieron famosos. El 21 de diciembre de 1967, Louis Washkansky falleció de neumonía.

[24] Don Alfonso XIII conocía bien a Gómez-Jordana, ya que en el primer directorio militar se ocupaba de los asuntos de Marruecos e intervino en los pasajes más importantes de nuestra actuación en el Protectorado. Alfonso XIII otorgo a Gómez-Jordana, como último Alto Comisario de la Monarquía en Marruecos, el título de Conde de Jordana.

LA CARTA DE LOS MARTES — 25 DE ENERO DE 2022

LA CARTA DE LOS MARTES — 25 DE ENERO DE 2022

–Carta de los martes del 25 de enero de 2022–         

Queridos amigos:

El 25 de enero de 1919, la conferencia de Paz de Versalles aceptó la sugerencia del presidente norteamericano Woodrow Wilson[1] de constituir una Sociedad de Naciones, también conocida como Liga de las Naciones. Así se hizo. La Sociedad de Naciones (SdN) fue un organismo internacional creado por el Tratado de Versalles[2], firmado el 28 de junio de 1919.

Su objetivo era sentar las bases para un nuevo orden internacional tras la I Guerra Mundial y evitar que tuviera lugar otra guerra como esa. Veamos si lo logró, los medios de que dispuso, las decisiones que adoptó y por qué desapareció.

Vaya por delante que el Tratado de Versalles encomendaba a la SdN la administración directa y temporal de los anteriores territorios de Alemania en Europa[3] y de los territorios extraeuropeos pertenecientes tanto al Imperio Alemán como al Imperio Otomano[4]. Esa gestión no fue conflictiva.

La SdN integró originalmente a 42 países (16 de ellos europeos), que incluían a los beligerantes vencedores en la Gran Guerra y a 13 neutrales. Llegó a tener 57 miembros. Estaba estructurada en Asamblea[5], Consejo[6] y Secretariado[7]. Las lenguas oficiales fueron el francés y el inglés, pues Francia se opuso a incorporar el esperanto. En ningún momento contó con la presencia de los EE. UU., debido a la negativa del Senado estadounidense a participar en ella. Fueron inicialmente excluidos Alemania, Austria, Turquía (perdedores de la guerra) y la URSS[8]. Se incorporaron con posterioridad[9].

La SdN inició bien su andadura. En la disputa entre Suecia y Finlandia sobre la soberanía de las islas Åland (1920), la SdN decidió a favor de Finlandia. En 1921, en la discrepancia entre Alemania y Polonia por la Alta Silesia, la SdN la repartió entre ambos países. En 1922, en relación con las reclamaciones de Polonia y Lituania sobre la posesión de Vilnius, la Conferencia de Embajadores[10] lo resolvió adecuadamente. En 1925, tras la invasión de territorio búlgaro por tropas griegas, la SdN obligó a Grecia a retirar sus tropas y a pagar indemnizaciones a Bulgaria. En 1926, vista la reclamación turca sobre Mosul (que formaba parte del mandato británico de Irak), la SdN resolvió en favor del Reino Unido. Además, la SdN encauzó las conversaciones que dieron lugar a los Tratados de Locarno[11] (1925) y al Pacto Briand-Kellogg[12] (1928). En 1938, la SdN arbitró entre Perú y Colombia para finalizar la guerra por la zona de Leticia.

Pero las luces dieron paso a las sombras. Cuando la situación internacional se deterioró como consecuencia de la política económica norteamericana tras el crack de 1929, la Sociedad de Naciones se mostró totalmente incapaz de gestionar la situación. Los fracasos de la SdN fueron significativos, sobre todo los que afectaron a las potencias de la época. Ya antes, en 1923, con motivo del incidente de Corfú[13], el conflicto entre la Conferencia de Embajadores y la SdN desprestigió a esta última. Ese mismo año 1923, Francia ocupó la región alemana de la cuenca del Ruhr para exigir reparaciones de guerra, sin que la SdN lo condenara a pesar de estar oficialmente prohibidas esta clase de operaciones para cobrar deudas de guerra. Fue Francia la que más dañó el prestigio de la SdN con estas actuaciones.

En 1931 se produjo la invasión japonesa de Manchuria[14], cuya no resolución fue muy perniciosa para el prestigio de la SdN. Con motivo de la Guerra del Chaco, que se desarrolló entre 1932 y 1935 entre Bolivia y Paraguay, la Asamblea General dictó en 1934 una resolución favoreciendo a Bolivia. Entonces, Paraguay se retiró de la Sociedad de Naciones y venció en la guerra. En 1935, Italia invadió Abisinia. El emperador Haile Selassie solicitó la intervención de la SdN, quien condenó la invasión e impuso sanciones económicas, pero excluyendo las exportaciones de carbónpetróleo y acero a Italia, lo que posibilitó la completa invasión de Abisinia en mayo de 1936. Semanas después, la SdN levantó las sanciones. Al poco, Italia abandonó la SdN. Alemania y Japón dejaron de formar parte también de la SdN en 1933. La URSS fue expulsada en diciembre de 1939, cuando sus tropas invadieron Finlandia.

Esta incapacidad para convencer o forzar a los agresores en el marco de las relaciones internacionales fue letal para la SdN. Las razones de fondo coadyuvantes fueron la no participación de los EE. UU. en el organismo (lo que en sí mismo minó considerablemente sus capacidades), la exclusión inicial de los países derrotados en la Gran Guerra, la responsabilización de Alemania por todo lo acontecido desde 1914, las políticas de apaciguamiento desarrolladas por Francia y el Reino Unido[15] frente a la Alemania nacional socialista y, finalmente, la invasión alemana de Polonia el 1.9.1939.

La Sociedad de Naciones fue disuelta oficialmente en abril de 1946. Sus activos y archivos fueron traspasados a la recién creada Organización de las Naciones Unidas.

**

La noticia de esta semana se refiere a los procesos de selección de las élites que las sociedades deben darse para que sean gestionadas y encauzadas con solvencia moral y técnica: La deficiente selección de los de arriba, de Amando de Miguel.

El subtítulo del artículo de Amando de Miguel lo dice todo: “Es el eterno problema de las sociedades dispuestas a prosperar, ser productivas e influyentes: cómo escoger bien a las personas que van a mandar.” En el caso de España, la selección reciente ha sido manifiestamente mejorable. Hay otra frase difícilmente rebatible: “Funciona aquí una especie de ley de hierro. Si la cúspide (de la política, los negocios, la ciencia, la cultura) no resulta bien elegida, los de más arriba escogen a sus equipos o segundos, que serán aún más mediocres. El resultado será el general deterioro de la calidad”.
Amando de Miguel efectúa un repaso histórico y pone el acento en el sistema que se ha revelado como el más adecuado en la selección de quienes van a ocupar el pináculo del sistema: “Conforme se moderniza la sociedad, se confía más en la enseñanza y en los sistemas de selección por el mérito, el esfuerzo, la dedicación”. Así se seleccionaba a los más capaces. Afirma por un lado que “En síntesis, la necesaria selección de los de arriba falla, siempre, por algún sitio” y por otro que “Al menos en los tres últimos lustros del franquismo, centrados en el sector público, se propició una selección por el mérito, a través del mecanismo de las oposiciones a los grandes cuerpos funcionariales”. No es tan contradictorio como parece, pues de Miguel se refiere sobre todo a que “han fallado los mecanismos de selección del personal político dirigente”. ¿La envidia? ¿La escasa propensión al esfuerzo? ¿La mediocridad?

El insigne sociólogo no circunscribe la mediocridad al ámbito político, aunque es severo y realista con nuestros días: “el Gobierno actual es uno de los más ineptos de toda la España contemporánea”. Curiosamente, en ningún momento menciona la bicha: los partidos políticos, su hipertrofia institucional y sus mecanismos de selección interna y de ascenso en su interior. Notable agujero negro en el discurso.

Continuará.

**
El avance tecnológico de esta semana es bifronte, cualidad que los romanos atribuían a Jano[16].
Tiene que ver con una proteína capaz tanto de acelerar el desarrollo de determinado tipo de cánceres de piel (comportándose como un oncogén[17]) como de frenarlo, induciendo la senescencia celular. Si prefieren Jekyll y Mr. Hyde, o el Ying y el Yang, a y -a, también valen. “La proteína CSDE1, implicada en el cáncer de piel, puede, en algunos casos, favorecer el desarrollo de una metástasis y que se extienda la enfermedad en el organismo, y en otros, detener el proceso oncológico”. Así lo afirma una investigación encabezada por el Centro de Regulación Genómica de Barcelona.

La autora principal del estudio donde se detalla el fenómeno, Fátima Gebauer, sostiene que “esta proteína se ha relacionado con la promoción de la formación de muchos tipos de cáncer”. Pero… la misma Gebauer ha indicado que “Cuando un oncogén ordena a las células que proliferen para desencadenar un cáncer, hay proteínas que actúan de barrera: secretan moléculas que comunican al entorno celular que deben desatender esa orden. Esta proteína, la CSDE1, tiene la capacidad de actuar de barrera y evitar que las células generen un tumor”.

“CSDE1 tiene una dualidad impredecible según el tipo de célula y tejido en el que se encuentre. Encontrar la causa principal de este fenómeno tendrá importantes implicaciones para el descubrimiento de tratamientos personalizados contra el cáncer”.

Cada vez sabemos más. Gracias a Dios.

**

La frase de hoy pertenece a Ronald W. Reagan, cuadragésimo presidente de los EE. UU. y uno de los mejores de su especie, si no el mejor y más respetuosamente recordado. La he extraído de esta grabación[18], que recoge su discurso de despedida[19]. “Conforme el Gobierno se expande, la libertad se contrae”. Vean el vídeo si les apetece.

**

Como ya anunciamos, el 27 de enero próximo, en la Fundación Rafael del Pino (Madrid), el ingeniero, consultor y reconocido experto nacional en materia demográfica, Alejandro Macarrón, impartirá una conferencia sobre el asunto más importante de los que gravitan sobre nosotros: la demografía. Si no revertimos la tendencia actual, acabará con nosotros. Parece interesante, ¿no creen? El título de la conferencia es “Liberalismo, moral y suicidio demográfico”. La hora, las 19:00. Por favor, reserven plaza por mail en info@centrocovarrubias.org

Cordiales saludos
José-Ramón Ferrandis
Director CDC


[1] Thomas Woodrow Wilson fue el 28º presidente de los EE. UU. Partido Demócrata. Estuvo en el cargo entre 1913 y 1921. Impulsó la creación de la Reserva Federal (1913). Defendió la segregación racial. Lanzó la iniciativa de los Catorce Puntos. Propuso crear la Sociedad de Naciones, lo que le valió el Premio Nobel de la Paz en 1919. Fue intervencionista en Iberoamérica. Instauró el servicio militar obligatorio y legisló en favor de la Ley Seca. Facilitó la entrada de los EE. UU. en la I Guerra Mundial (1917).
[2] Tras el armisticio de 11 de noviembre de 1918, se precisaron seis meses de negociaciones en la Conferencia de Paz de París para firmar el Tratado de Versalles, que entró en vigor el 10 de enero de 1920. El Tratado fue un trágala francés contra Alemania y constituyó la semilla de la Segunda Guerra Mundial. La disposición que imponía a las Potencias Centrales toda la responsabilidad moral y material de haber causado la guerra y las exigencias asociadas (militares, territoriales y económicas) coadyuvó sustancialmente al estallido de la Segunda Guerra Mundial, junto con la gestión de la crisis de 1929, el proteccionismo desatado por los EE. UU. a partir de julio de 1930 y el ascenso de los totalitarismos en la URSS, Europa y Japón. Para que se hagan a la idea, Alemania terminó de liquidar las reparaciones de la Gran Guerra el 3 de octubre de 2010.
[3] El territorio de la cuenca del Sarre: 15 años después del 26 de febrero de 1919 se celebró un plebiscito para determinar si el Sarre se unía a Francia, a Alemania o se mantenía bajo la SdN. Más del 90 % del electorado votó por la reincorporación a Alemania. La Ciudad libre de Danzig: Tras la invasión alemana del 1.9.1939, el pasillo de Danzig creado el 15 de noviembre de 1920 desapareció por la fuerza de las armas.
[4] Territorios otomanos a Francia (Siria) y al Reino Unido (Mesopotamia, Palestina y Transjordania; territorios africanos del Imperio alemán: Tanganika (a UK), Rwanda-Burundi (a Bélgica), Camerún (a Francia) y Togoland (al Reino Unido); territorios alemanes asignados a terceros países como mandatos: África del Sudoeste (a Sudáfrica); Nueva Guinea, Samoa y Nauru (a UK): las islas del Pacífico (al Imperio japonés).
[5] Integraba a los estados miembros, cada uno con un voto. Se reunía una vez al año en Ginebra (Suiza). Proponía y votaba las resoluciones por unanimidad. Era la pieza fundamental de la SdN.
[6] Originalmente estaba compuesto por cuatro miembros permanentes (Francia, Italia, Japón y Reino Unido) y cuatro no permanentes, elegidos por la Asamblea y renovados por tercios cada tres años. Cambió estructura y composición en reiteradas ocasiones. Resolvía por unanimidad.
[7] Preparaba las sesiones de Asamblea y Consejo, así como elaboraba los informes. Tuvo 3 secretarios Generales: Sir James Eric Drummond (UK) 1920-1933, Joseph Avenol (Francia) 1933-1940 y Sean Lester (Irlanda) 1940-1946.
[8] Austria se incorporó en 1920, Alemania, en 1925 y Turquía y la Unión Soviética en 1934.
[9] En relación con los territorios que cambiaron de manos por el Tratado de Versalles, hay un mapa al final de la Carta que permite verlos con facilidad.
[10] La Conferencia de Embajadores de las Principales Potencias Aliadas y Asociadas fue una organización interaliada posterior a la Primera Guerra Mundial. Se creó en París en enero de 1920. Luego se incorporó a la Sociedad de Naciones. Dejó de existir Formalmente en 1931. La Conferencia estaba compuesta por los embajadores del Reino Unido de la Gran Bretaña, Italia y Japón acreditados en París, así como por el ministro de asuntos exteriores de Francia.
[11] Los Tratados o Acuerdos de Locarno son ocho pactos destinados a reforzar la paz en Europa tras la I Guerra Mundial. Fueron firmados por Alemania, Bélgica, Checoslovaquia, Francia, Italia, Polonia y Reino Unido, en Londres, el 1 de diciembre de 1925. Básicamente, los firmantes reconocían las fronteras del Tratado de Versalles.
[12] Por el nombre del ministro de Asuntos Exteriores de Francia, Aristide Briand, y el secretario de Estado de los EE. UU., Frank B. Kellogg. Por su virtud, los 15 estados signatarios (Alemania, Australia, Bélgica, Canadá, Checoslovaquia, EE. UU., el Estado Libre Irlandés, Francia, India (colonia británica), Italia, Japón, Nueva Zelanda, Polonia, el Reino Unido y la Unión Sudafricana. Otros 57 países se adhirieron después) se comprometieron a no utilizar la guerra como mecanismo para resolver controversias internacionales.
[13] El general italiano Enrico Tellini fue enviado a Grecia para investigar un conflicto fronterizo entre Grecia y Albania. Fue asesinado. En represalia, Benito Mussolini ordenó bombardear Corfú y el pago de una fuerte compensación. La SdN ofreció una solución, pero la Conferencia de Embajadores propuso otra favorable a Italia, resultando desairada la SdN.
[14] Japón era propietario de minas, ferrocarriles, fábricas y puertos en Manchuria (China), que controlaba con una guarnición militar acantonada en la ciudad de Kwantung. Para justificar su política imperialista, soldados japoneses volaron una pequeña sección de la vía ferroviaria en septiembre de 1931, acusando a China. China pidió ayuda a la SdN, que ordenó la retirada de las tropas japonesas. No ocurrió eso, sino que el ejército japonés invadió toda Manchuria. A finales de 1931, Japón la controlaba y la denominó Manchukuo. En octubre de 1933, la SdN aprobó la retirada de las tropas japonesas y una cuasiautonomía de Manchuria respecto a China. Japón hizo caso omiso y declaró Manchuria como Estado satélite.
[15] Ello impidió a la SdN tratar la crisis de Renania, la remilitarización de esa región alemana por decisión de Adolf Hitler de 7 de marzo de 1936, vulnerando el Tratado de Versalles. Alemania no podía estacionar tropas en esa región fronteriza con Francia y Bélgica sin previo permiso de ambos países. Lo hizo, empero.
[16] En la mitología romana, Jano era el dios de las puertas, cuya doble cara (una en la entrada y otra en la salida) reflejaba la doble función del dios Jano.
[17] Los oncogenes son los genes responsables de la transformación de una célula normal en una maligna.
[18] Ronald Reagan fue actor antes de ser gobernador y presidente. Ha sido probablemente el mejor comunicador que haya visto la Casa Blanca.
[19] Por alguna razón, la traducción al español que aparece al pie de la imagen presidencial sustituye el término gobierno (en palabras de Reagan) por el término Estado. En general, es una traducción algo literaria, pero sirve al fin propuesto.

LEER ARTÍCULO COMPLETO

LA CARTA DE LOS MARTES — 18 DE ENERO DE 2022

Queridos amigos:

El 18 de enero de 1535, tras conquistar en 1532 el imperio Tahuantinsuyo[1], Francisco Pizarro[2] fundó la Ciudad de los Reyes, que más tarde cambió su nombre por el de Lima.
Desde septiembre de 1534, Francisco Pizarro buscaba un lugar en la costa peruana apropiado para fundar una ciudad que no tuviera los enormes inconvenientes de Cuzco[3], lejos del mar y, por tanto, del comercio y de las comunicaciones marítimas, sobre todo con la metrópoli. La primera opción contemplada fue la de Jauja[4], pero no tuvo éxito.

LEER ARTÍCULO COMPLETO

LA CARTA DE LOS MARTES — 11 DE ENERO DE 2022

LA CARTA DE LOS MARTES — 11 DE ENERO DE 2022

La Carta de los martes del 11 de enero de 2022 — Historia y Actualidad con una perspectiva Liberal Cristiana — 

Queridos amigos:

El 11 de enero del año 347 nació en la actual Coca (Segovia), Cauca por entonces, el último emperador romano de todo el Imperio: Teodosio el Grande. Murió en Milán el 17 de enero del año 395. Es recordado por dos cosas: por lo ya dicho[1] y, sobre todo, porque impuso el cristianismo como religión oficial del Imperio.

LEER ARTÍCULO COMPLETO

LA CARTA DE LOS MARTES — 4 DE ENERO DE 2022

LA CARTA DE LOS MARTES — 4 DE ENERO DE 2022

– El 4 de enero de 1977 se promulgó la Ley de Reforma Política, fundamento jurídico de la transición desde el régimen establecido (con su evolución) desde abril de 1939 hasta una democracia al uso occidental prevaleciente. Adjunto el texto del Boletín Oficial de Estado
LEER ARTÍCULO COMPLETO

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies